Cómo no perder la paciencia con tus hijos

Cómo no perder la paciencia con tus hijos

Tristemente, es cada vez más común encontrar casos de padres que se acercan a nosotros para contarnos lo difícil que les resulta pasar momentos en armonía con sus hijos. La mayoría de las veces esta situación se debe a que han elevado tanto su nivel de estrés en el trabajo que se han vuelto muy irritables y han dejado de tener paciencia con sus hijos pequeños. El resultado es que, en vez de disfrutar de su compañía, terminan perdiendo los estribos a la primera señal de desobediencia por parte de sus hijos o, simplemente, por el hecho de tener que llegar a hacer con ellos ciertas tareas. Para la pedagoga Cristina García, autora de la guía “El método de la paciencia con los hijos”, es importante no perder de vista lo siguiente: 1. Son niños y hacen cosas de acuerdo con su edad Como niños, es normal que no obedezcan a la primera, que quieran tocar todo, que antepongan rechazo a la autoridad y siempre quieran jugar. Parece demasiado obvio, pero muchas veces se nos olvida. 2. Necesitan nuestra atención En todo momento y lugar, así estén en la calle, en casa, en una tienda; o tú estés hablando por teléfono o viendo la televisión. 3. Tienen diferentes necesidades a las nuestras Tal vez tuviste un día pesado y quieras

leer más

;