La vida de Calabacín, ejemplo de paternidad respetuosa

La vida de Calabacín, ejemplo de paternidad respetuosa

Calabacín Dalia López Montoya Calabacín es el curioso nombre de un niño que tiene 9 años y una historia que conmueve a grandes y chicos. Tras la repentina muerte de su madre, Calabacín se hace amigo de un simpático policía llamado Raymond, quien lo acompaña a su nuevo hogar de acogida con otros huérfanos de su edad. Calabacín Al principio, Calabacín tiene serias dificultades para adaptarse al extraño y hostil ambiente que encuentra en su nueva morada. Sin embargo, con la ayuda de Raymond y de sus nuevos amigos, aprenderá, no solo a confiar en los otros, sino a amar. Esta película nos da un magnífico ejemplo de lo que es una paternidad respetuosa con las emociones de los niños. El policía Raymond adopta a Calabacín, siendo en todo momento muy respetuoso y cariñoso con las emociones de su hijo, esto en gran medida porque él mismo tiene sentimientos de soledad muy parecidos a los de Calabacín, por lo que logra ser muy empático. Se trata de una película animada en stop motion, con personajes de plastilina, que hace reflexionar a todos por igual sobre el significado profundo de familia, así como los sentimientos que puede llegar a tener un niño de 9 años y la manera en que los afronta. Los hombres también tienen sentimientos de paternidad, aunque no

leer más

;

Para educar a tu hijo, el primer paso es entenderlo

Para educar a tu hijo, el primer paso es entenderlo

entenderlo Llamamos empatía a la capacidad de ponerse en el lugar de otro; al interés por saber cómo se siente la otra persona. Y cuando “ese otro” es nuestro hijo, el desarrollo y puesta en práctica de esta habilidad cobra mucha más importancia. Como papás, es fundamental que constantemente nos estemos poniendo en los zapatos de nuestros hijos, en vez de permanecer solo como jueces que aprueban o censuran comportamientos sin hacer siquiera el intento de entender lo que los está causando. entenderlo Preguntarnos cómo se estará sintiendo nuestro hijo ante determinada situación, qué estará pensando, cuáles son las cosas que le ilusionan, qué suele preocuparle, será de gran ayuda para conocerlo mejor y poder brindarle mayor cuidado. Además, cuando aprendes a observar lo que ocurre en el interior de tu hijo, aprendes también a observar lo que ocurre en tu propio interior. Reconocer y comprender sus emociones te ayudará a ser, no solo mejor padre o madre, sino una persona emocionalmente sana, lo que te permitirá hacer de ellos niños también sanos emocionalmente. Estas son algunas medidas que te ayudarán a entender mejor a tu hijo: Háblale en positivo Como señala el libro ¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos?, la autoestima de tu hijo es un aspecto fundamental en su salud emocional, por ello es importante que siempre oiga más la palabra

leer más

;

Lo que un niño debe aprender, incluso antes de saber inglés

Lo que un niño debe aprender, incluso antes de saber inglés

inglés Estamos acostumbrados a considerar las emociones y la inteligencia como dos características distintas, incluso opuestas. Por un lado, la inteligencia guía nuestras acciones de forma racional, mientras que las emociones nos empujan a un comportamiento impulsivo y hacia metas irracionales. En el siglo XX, Howard Gardner propuso una concepción multidimensional de la inteligencia, identificando distintas tipologías y diferentes estilos cognitivos individuales. El éxito de esa teoría y la reciente explosión de los estudios científicos sobre las emociones, junto con el gran desarrollo de la investigación en neurociencias, han permitido el ingreso del concepto de inteligencia emocional en la literatura científica y en el saber popular. Daniel Goleman, principal representante de esta línea de estudios, sostiene que la inteligencia emocional consiste en la capacidad de identificar y expresar las emociones, de negociar soluciones y analizar la situación social y de mantener el autocontrol. Según este autor, algunos comportamientos típicos de nuestra época (la soledad, la depresión, pero también fenómenos de delincuencia y agresividad, dependencias de alcohol y drogas) serían el resultado de un analfabetismo emocional generalizado, una señal importante de la necesidad de una pedagogía sobre la gestión de las emociones. Lee también ¿Por qué es tan importante educar las emociones en casa?  La inteligencia académica no proporciona ninguna preparación para superar las dificultades y aprovechar las oportunidades de la vida, capacidades

leer más

;

Si tienes hijos adolescentes ¡ponte en su lugar!

Si tienes hijos adolescentes ¡ponte en su lugar!

“No hagas a otros lo que no quieras que te hagan a ti”, dice una frase tan conocida como certera. Y es que a veces los papás nos olvidamos de que alguna vez nosotros también fuimos adolescentes. Que también pasamos por una etapa en la que nos sentíamos incomprendidos por nuestros padres y que se nos venía encima el mundo cuando no lográbamos que nos dieran el tan esperado permiso. Por eso, si eres papá o mamá de un adolescente, lo mejor que puedes hacer es respirar profundamente, contar hasta diez y, sobre todo, mantener esto en mente: “No hagas a otros lo que no quieras que te hagan a ti”; o lo que no querías que te hicieran cuando te encontrabas en las mismas circunstancias. adolescentes ¿Quieres que tu hijo adolescente te escuche? ¡Escúchalo tú a él! ¿Quieres que te diga la verdad? ¡Mantén una mente abierta y muéstrate empático con él! ¿Quieres que confíe en ti? ¡Hazle saber que puede hacerlo y que tú también confías en él! “Todos, cuando favorecen a otros, se favorecen a sí mismos”, dijo Séneca, el filósofo romano. adolescentes Recuerda que la palabra adolescente proviene del latín adolescere, que significa doler, estar aquejado. Decía mi abuelita: “De crecer duelen los huesos”, y la adolescencia trae consigo, no solo cambios físicos, sino psicológicos, emocionales y sociales. Es en esta

leer más

;

Dale a tu hijo las herramientas para ser un líder

Dale a tu hijo las herramientas para ser un líder

líder Patricia de la Fuente Diversos estudios neurológicos han revelado que, en los primeros meses de vida, el cerebro tiene mayor capacidad para reorganizarse y modificar funciones, siendo ésta la etapa idónea para la formación de habilidades sociales e ir desarrollando actitudes de liderazgo que podrán ganar mucha relevancia en el futuro. líder Entre las principales cualidades de un líder (mismas que pueden forjarse desde la primera infancia), están: La actitud de servicio Capacidad de sentir empatía Capacidad de influir en los demás Visión a futuro Motivación Disponibilidad para trabajar en equipo Disposición a asumir riesgos A su vez, existen ciertos factores que podemos considerar como pilares del liderazgo: Hábitos Valores Inteligencia emocional Inteligencia social Disciplina Para el pediatra y neonatólogo Alfredo Morayta Ramírez Corona, tener un ambiente estructurado con disciplina sana, confianza, límites claros, consistentes y adecuados, son vitales para el desarrollo de la personalidad del niño. “Reforzar la autoconfianza y  mejorar sus debilidades hará que sea un líder”, señala. El especialista comenta, además, que todos los niños tienen fortalezas y debilidades, mismas que se pueden observar desde los primeros años de vida, por lo que sugiere exaltar sus aptitudes y enfocar las carencias como áreas de oportunidad no como impedimentos. líder Lee también Jugar en familia, beneficios para todos.  Estos son algunos aspectos a tomar en cuenta para

leer más

;

Abrir chat