Padres respetuosos, hijos respetuosos

Padres respetuosos, hijos respetuosos

respetuosos Lamentablemente, sigue siendo muy común encontrar papás que exigen a sus hijos comportarse de manera respetuosa sin poner ellos el ejemplo, pues lo hacen mediante distintos tipos de agresiones, como gritos, insultos y hasta golpes. Por eso nunca está de más insistir en que la verdadera educación no debe descansar en castigos ni amenazas (esto no significa que no sea necesario poner límites, pero hay que hacerlo sin agredir a nuestros hijos), sino en desarrollar habilidades como la empatía y el entendimiento. Sin duda, cuando los papás controlan sus emociones y se abstienen de traspasar esa línea del respeto por sus hijos, obtienen mejores resultados. Sin embargo, sabemos que seguir estos lineamientos no siempre es fácil, así que te damos algunas recomendaciones que podrían servirte mucho: 1. Escúchalos con atención Cuando tu hijo tenga un comportamiento inapropiado intenta entender sus motivos antes de juzgarlo. Casi siempre, cuando estamos frente a este tipo de situaciones con nuestros hijos, lo que hacemos es ir directamente al regaño, sin darnos cuenta de que el niño solo desea llamar nuestra atención y ser escuchado. Por lo general, un niño es irrespetuoso cuando se siente agredido. Por eso, si lo escuchas, lo que haces es demostrarle respeto y dar pie a que responda con la misma actitud. respetuosos 2. Trata de entenderlo Siempre va

leer más

;

¿Qué hacer en casa para formar hijos emocionalmente sanos?

¿Qué hacer en casa para formar hijos emocionalmente sanos?

emocionalmente sanos Es evidente que el entorno familiar puede facilitar o dificultar el desarrollo psicológico del niño, pero ¿cómo saber si en tu casa se está promoviendo que los niños crezcan con una buena salud emocional? emocionalmente sanos Virginia Satir, en su libro Relaciones humanas en el núcleo familiar, comienza con un pequeño test para determinar si una familia es sana emocionalmente: ¿Estás satisfecho con tu vida familiar en la actualidad?  ¿Sientes que vives entre amigos, entre personas que quieres y en quienes confías, y que te quieren y confían en ti?  Y por último, ¿es divertido y estimulante formar parte de tu familia? Si contestas “sí” a estas preguntas, afirma esta autora, vives en una familia sana; si respondes “no”, es muy probable que vivas en una familia conflictiva o problemática. emocionalmente sanos He aquí algunas claves que nos pueden ayudar a crear un clima de felicidad en las familias (siempre y cuando las necesidades primarias estén cubiertas: hábitat, alimentación, salud, etcétera): 1. Saber escuchar  Padres e hijos debemos aprender a escuchar, no solo a oír, a los otros. La familia emocionalmente sana es aquella que permite decir todo lo que cada quien siente y está capacitada para recibir (sin descalificaciones) las opiniones de los demás. En este encuadre, todos los miembros deberían tener como un sexto sentido para

leer más

;

Dale una educación basada en valores

Dale una educación basada en valores

valores Patricia de la Fuente La edad preescolar es fundamental para inculcar una serie de valores tanto nacionales como universales. Durante esta etapa es muy importante incluirlos como parte de la vida y el entorno de los pequeños, ya que así los integrarán a su personalidad de una manera más natural. Cuando los valores se convierten en cimientos o pilares educativos se tendrán resultados positivos a futuro, pues estos determinan el curso de la vida de cualquier ser humano y darán como resultado: Adultos responsables y comprometidos Ciudadanos leales, honestos y solidarios Valores por convicción Tomando en cuenta que los niños aprenden por imitación, es más fácil entender que son los padres y los maestros los principales responsables de inculcar valores a los pequeños. Sin embargo, estos deben ser adoptados por convicción y no por imposición. De lo contrario se tendrán niños obedientes en un corto plazo, mas no adultos capaces de convivir y desarrollarse en un marco de valores que los beneficien de forma personal y que puedan aportar de manera positiva en la sociedad. Este aspecto es importante para no caer en la delgada línea entre condicionar acciones que los padres consideran buenas, de forma que se obtiene una respuesta inmediata y a corto plazo sin repercusiones en la vida futura de un niño. Lee también Diferentes tipos

leer más

;

Las parejas que crían juntos a los niños son más felices

Las parejas que crían juntos a los niños son más felices

Las parejas que crían a los niños juntos y comparten la responsabilidad de su cuidado de manera equitativa son más felices, de acuerdo con un nuevo estudio. niños felices Los investigadores encuestaron a casi 500 parejas a lo largo de Estados Unidos que estaban casadas o vivían juntas, sobre la forma en que dividían la responsabilidad de cuidar a los niños (como jugar y hacer cumplir las reglas), además de conocer su nivel de satisfacción sobre su relación y vida sexual. niños felices Los porcentajes Los investigadores encontraron que la mayoría de las personas encuestadas –73% de las mujeres y 80% de los hombres– reportaron que dividían equitativamente el cuidado de los hijos con sus parejas. Entre el resto de las mujeres, 24% dijo que ellas hacían la mayor parte del trabajo. Del resto de los hombres, cerca del 10% dijo que asumían la mayor parte de las responsabilidades y otro 10% dijo que era su pareja quien lo hacía. “Fue definitivamente interesante que muchas parejas vieran su división de labores como iguales”, dijo Daniel L. Carlson, profesor asistente de sociología en Georgia State University y autor principal del estudio. Los investigadores descubrieron que las parejas que reportaron dividirse las responsabilidades de crianza también reportaron los niveles más altos de satisfacción sobre su relación e intimidad sexual, y el menor

leer más

;

¿Se puede educar sin golpes?

¿Se puede educar sin golpes?

educar sin golpes por Merab Govea Observando a nuestro alrededor, es fácil encontrar ejemplos de cómo establecer límites ayuda a mantener el orden y el buen funcionamiento de la ciudad. Ejemplo de ello son las señales de tránsito. Quien conduce un auto debe saber qué significan los colores del semáforo, por ejemplo, o los límites de velocidad. Lamentablemente, siempre habrá quien desacate dichas reglas, razón por la cual también es necesario establecer sanciones, como son las multas de tránsito, pero, más allá de eso, lo que es importante entender es que conocer las reglas es el primer requisito para respetarlas y poder vivir en comunidad. educar sin golpes Lo mismo sucede en una familia: cuando existen reglas claras y límites para definir qué sí se vale hacer en casa y qué no, todo funciona mucho mejor, como menciona el libro ¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos?, en el capítulo sobre la importancia de establecer límites. Hoy en día, los papás tenemos la oportunidad de crear mejores canales de comunicación con nuestros hijos que los que había antes. Y con esto no me refiero a querer ser sus amigos, pues ellos deben tener amigos de su edad, pero sí podemos ser un papá o una mamá amigable. educar sin golpes Para muchos papás, el hecho de haber recibido una formación basada en golpes

leer más

;

Abrir chat