¡Alfonso, eso no se hace!

¡Alfonso, eso no se hace!

Aunque un hermano es un regalo especial, esto no siempre se aprecia durante la infancia. De niños, suelen ser compañeros de juego y cómplices de travesuras. De adultos, llegan a convertirse en mejores amigos y confidentes. Con todo y todo, las peleas entre hermanos son lo más común que existe. Sobre esto trata el maravilloso libro ¡Alfonso, eso no se hace!, escrito por Daisy Hirst. Este libro da a los pequeños la oportunidad de empezar a desarrollar la empatía y entender mejor las relaciones entre hermanos, comprendiendo que es normal tener desencuentros, sin que esto signifique que no nos queramos y no podamos llevar una buena relación. Por qué se pelean Los hermanos pueden llegar a pelear por diferentes motivos. A veces buscan llamar la atención de los papás o, simplemente, diferenciarse del otro. A los niños mayores no les gusta que los vean como los responsables, y a los niños menores no les gusta que los comparen con su hermano mayor. Es posible que cada uno esté tratando de expresar estos sentimientos descargando su frustración con el otro. Otras veces, uno hace algo que al otro le molesta sin siquiera darse cuenta. Tengamos presente que los niños pequeños aún no han desarrollado del todo la capacidad de ponerse en los zapatos del otro. Pon reglas básicas Si bien algunos

leer más

;

Creer que tus hijos son perfectos, y otros errores comunes en la paternidad

Creer que tus hijos son perfectos, y otros errores comunes en la paternidad

Paternidad 1. Vivir a través de nuestros hijos Es común que los padres nos sintamos orgullosos de nuestros hijos, e incluso que nos den más felicidad sus logros que los propios. Sin embargo, hay que tener en cuenta que si nos involucramos demasiado en sus vidas podrá llegar un momento en que nos resulte complicado ver dónde acaban ellos y dónde empezamos nosotros. Paternidad Si nuestros hijos se convierten en una extensión de nosotros, podríamos empezar a verlos como una segunda oportunidad y esto sería un error grave, ya que no se trata de nuestra autorrealización sino de la suya.  2. Creer que nuestros hijos son perfectos Algo que oigo frecuentemente de profesionales que trabajan con niños (orientadores o maestros) es que los padres de hoy no quieren oír nada negativo sobre sus hijos. La verdad a veces duele, pero solo cuando escuchamos con la mente y el corazón abiertos estamos en posibilidad de actuar antes de que la situación se nos vaya de las manos. Paternidad Una psiquiatra del centro médico Children’s of Alabama me contó que es mucho más fácil solucionar cualquier situación en niños que en adultos, ya que cuando el problema persiste por años se incorpora como parte de la identidad de la persona. 3. Tratar de ser el mejor amigo de nuestro hijo Como todo

leer más

;

¿Qué es criar con apego y por qué es tan recomendable?

¿Qué es criar con apego y por qué es tan recomendable?

Por Marcela Mariangeli “Para ser un adulto independiente y seguro, debió de haber sido un bebé dependiente, apegado, sostenido; en pocas palabras, amado”. Sue Gerhardt. La llegada de Dante me encontró desde el día uno acompañada, tanto por la familia y amigos como por las redes sociales. No sabía que existieran tantos grupos sobre lactancia, crianza, porteo, movimiento libre, alimentación, ¡y tantas cosas más! Una noche, una amiga me sumó a un grupo de lactancia, y no entendía nada. Fue justo cuando lo necesitaba. Empecé a leer, a informarme y aprender sobre este mundo que desconocía, del que nadie me había contado. Leí sobre maternidad, dejando a un lado las novelas y libros que leía sobre mi profesión –soy psicóloga– para entrar en este mundo nuevo de crianza. Si bien trabajo con niños, en la maternidad se vive la práctica, y aprovechaba mi pasión por la lectura y mi curiosidad natural para informarme más y más. En este recorrido fui conociendo tribus de mamás, grandes aliadas de sostén, apoyo emocional y contención.  ​Dante tiene ya catorce meses y mi vida cambió. Me cuesta imaginar y recordar cómo era antes. Si bien retomé mi actividad laboral, deje de ser esa psicóloga fulltime que estaba todo el día en el consultorio. Tuve que organizarme para ser psicóloga y mamá en ejercicio de

leer más

;

Cómo establecer límites a un niño eficazmente

Cómo establecer límites a un niño eficazmente

límites Xóchitl González Muñoz Nos encontramos en una etapa de transición, en la que poco a poco han ido perdiendo vigencia los modelos utilizados por la generación de nuestros padres y de nuestros abuelos, que se basaban en la imposición y el ejercicio de la autoridad, bajo el entendido de que así, y solo así, se podría educar hijos obedientes. límites Sin embargo, y por fortuna, cada vez hay mayor conciencia respecto a los inconvenientes de estos métodos agresivos, y más información sobre las verdaderas alternativas que existen para, a través de una crianza respetuosa, hacer de nuestros hijos personas responsables, empáticas y, sobre todo, emocionalmente sanas. Un aspecto clave en este sentido es el establecimiento de límites de manera oportuna, asertiva y congruente. Sin embargo, es usual que cuando hablo con los papás sobre este tema surjan muchas dudas; éstas son algunas de las más frecuentes: Lee también Disciplinar no es sinónimo de atemorizar ¿Cuáles son los beneficios de los límites en los niños? Establecer límites es fundamental para que los niños se sientan seguros y protegidos. Cuando existen límites claros en casa, los niños saben que son sus papás los que están al mando, y confían en que serán responsables al momento de decidir qué es lo mejor para ellos. En cambio, cuando no hay límites, ¿se imaginan

leer más

;

¿Es tu hijo el verdadero culpable?

¿Es tu hijo el verdadero culpable?

culpable Por Sandra Rivera Muchas veces, cuando se presenta algún problema en casa, creemos que el origen del conflicto está específicamente en uno de los integrantes de la familia. Sin embargo, es importante saber que esto suele ser un error, ya que el comportamiento de cada uno obedece a la forma en que se llevan a cabo las relaciones entre los distintos miembros de dicha familia, y es precisamente ahí donde está el origen del problema. culpable Por eso es tan importante identificar los elementos que conforman a la familia, así como los distintos roles que desempeña cada uno de ellos. En un esquema tradicional*, podemos reconocer al papá (que además es esposo), a la mamá (que además es esposa) y a los hijos (que además pueden ser hermanos). culpable Ahora bien, existen familias en las que se mantiene el equilibrio, la comunicación, la congruencia, y todos los integrantes muestran una buena capacidad de adaptación a las demandas de los demás; todos tienen claro cuáles son los distintos papeles que les toca desempeñar. Otras familias, en cambio, no logran el equilibrio deseado. Entre sus miembros no existe una buena comunicación ni hay congruencia entre lo que los papás exigen a sus hijos y lo que ellos mismos hacen. Finalmente, nadie tiene claro cuál es su papel que debe desempeñar como

leer más

;

Abrir chat