El gorila que nos habla sobre las necesidades de los niños

El gorila que nos habla sobre las necesidades de los niños

Gorila libro Dalia López Montoya Un clásico libro de literatura infantil, escrito por uno de los autores más reconocidos en el mundo. Y no es en vano su fama, pues nos transporta a un mundo en el que los gorilas, monos y changos no solo tienen voz, sino emociones. Editado por el Fondo de Cultura Económica, Anthony Browne nos presenta Gorila. Gorila libro La historia trata sobre Ana, una niña a la que le gustan mucho los gorilas, pero nunca ha visto uno en la vida real. La relación que tiene con su padre no es muy buena, ya que este se mantiene siempre ocupado y no le presta a su hija la atención que necesita. En lugar de pasar tiempo de calidad con su papá, Ana casi siempre está viendo la televisión, mientras su padre lee el periódico. Pero algo decisivo ocurre un día antes de su cumpleaños. Ana se va a dormir y tiene un sueño maravilloso: sueña que un gorila llega a su cuarto para invitarla al zoológico y al cine. Ella acepta y pasan un día fantástico. Curiosamente, el gorila viste muy parecido a su papá. Gorila libro Al otro día, en cuanto despierta, Ana corre con su padre para contarle sobre el gran sueño que tuvo. Después de oír el relato, el padre dice: “¡Feliz

leer más

;

15 necesidades emocionales de tu hijo en las que debes poner toda tu atención

15 necesidades emocionales de tu hijo en las que debes poner toda tu atención

emocionales Rafael Guerrero El ser humano tiene la enorme facilidad de convertir deseos (lo que quiero) en necesidades (lo que necesito). No es nada infrecuente escuchar comentarios del tipo “necesito casarme para ser feliz”, “es imprescindible para mí poder hacer un viaje a India” o “sin mi café de la mañana no soy nadie”. Aunque nos cueste creerlo, todo esto son cosas de las que disfrutamos pero que no son necesarias para la supervivencia del ser humano. Es por ello por lo que es importante que entendamos la diferencia que existe entre necesidades y deseos. emocionales Podemos decir que las necesidades son básicas para la supervivencia de cualquier ser humano. Las necesidades se ubican en la base de la famosa pirámide que describió Abraham Maslow, donde encontramos, además de las necesidades fisiológicas como la alimentación, la hidratación y el descanso, las necesidades emocionales o afectivas. De este tipo de necesidades hablaremos con detenimiento más adelante. Por otro lado, los deseos no son necesarios para nuestra supervivencia. Pueden ser cosas que ansiamos o nos motivan, pero su no consecución no pone en riesgo nuestra vida. Veamos un ejemplo. Yo puedo desear fervientemente que me toque la lotería. Es más, puedo fantasear o imaginar qué haría con ese dinero. Pero el hecho de que no me toque la lotería no implica que mi supervivencia esté en

leer más

;

¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos?

¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos?

Si has dado clic a esta nota es porque te interesa la salud emocional de tu hijo y eso es para celebrar. ¿Por qué? Por varias razones. En primer lugar, es importante hacer conciencia sobre algo muy importante: “si algo le hace falta al mundo hoy por hoy, es gente emocionalmente sana: maestros emocionalmente sanos, padres de familia emocionalmente sanos, políticos emocionalmente sanos, líderes de todo tipo emocionalmente sanos”, como dice Xóchitl González Muñoz, directora de Psicología para Niños y autora de este libro digital. ¿Y sabes qué? La mejor manera de empezar a trabajar en ello es hacerlo desde casa, con la mayor parte de la atención puesta en los hijos. Esa fue una de las principales razones por las que fue hecha esta guía para los papás.  Otra razón de peso es que la mayoría de los problemas infantiles tienen que ver con un mal manejo de sus emociones. ¿Lo hubieras imaginado? Ante esta situación, sería conveniente que respondieras a la siguiente pregunta: ¿qué estás haciendo tú para ayudarle a tu hijo a desarrollar su inteligencia y salud emocional? Más que un libro, ¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos? es un paquete formado por tres archivos digitales que recibirás por mail: 1. Guía de once pasos para formar hijos emocionalmente sanos 2. Cuaderno de trabajo con actividades para realizar en casa con tus

leer más

;

¿Cómo reducir el impacto del divorcio?

¿Cómo reducir el impacto del divorcio?

divorcio Xóchitl González Muñoz Entre las principales razones por las que una pareja se resiste a la separación están los hijos y el daño que ésta podría causarles. Sin embargo, hay casos en que la relación es tan complicada, que permanecer juntos traería mayores consecuencias para todos. ¿Cuáles son los principales puntos a tomar en cuenta, ante una separación, con respecto a los hijos? El primer paso es definir entre ambos cómo lo van a comunicar, sobre todo si los hijos aún son pequeños. El ambiente y la dinámica familiar están a punto de cambiar radicalmente, y la forma en que los papás den esta información a sus hijos puede ayudarlos (o no) a procesar los hechos de mejor manera. Los papás deben prepararse bien para comunicar este mensaje, pues probablemente éste sea un momento que los hijos recuerden toda su vida. ¿Cuál es la mejor forma de comunicar la decisión? Lo ideal es hacerlo juntos, en casa, con la mayor serenidad posible y preparados emocionalmente para responder preguntas. Si alguno aún no se siente fuerte para hablar con sus hijos, conviene que busque ayuda profesional para poder hacerlo de la mejor manera. divorcio Lee también No uses a tus hijos para llenar tus vacíos Otro aspecto importante es darles certezas sobre lo que va a suceder. En principio, debes

leer más

;

Sé asertivo y mejora tus relaciones con los demás

Sé asertivo y mejora tus relaciones con los demás

asertivo por Mel Elices Agudo Soy plenamente consciente de que todos alguna vez hemos tenido un mal día y que no pocas veces hemos hablado mal (sin quererlo, evidentemente) a la persona que más cerca se encontraba con nosotros (y lo que conlleva eso: discusiones, malas palabras por parte del otro ante nuestra forma de hablar…). Pero, ¿recordáis cómo nos hemos sentido después de hacerlo? Sí, eso es: bastante mal. No digo ni mucho menos, que no expresemos nuestros sentimientos, pero sí de una forma totalmente diferente a la que quizás en algunos momentos lo hemos hecho. La asertividad es precisamente eso: hablar de cómo nos sentimos, de expresar las emociones pero sin atentar contra los demás ni hacerles daño, y evitar que nos lo hagan a nosotros también. Dicho de otra manera, todos somos libres de estar enfadados, dolidos o disgustados, contentos, emocionados, pero hay que ser capaces de buscar una forma de comunicárselo al otro sin que nadie salga herido (que a veces es lo más difícil). Para hablar de asertividad, es necesario tener en cuenta que hay tres estilos básicos de conducta intrapersonal: Estilo pasivo Consiste en no expresar ninguna emoción, es decir, prácticamente indiferencia y no mostrar ningún interés y, ojo, malestar por nada. Os pongo un breve ejemplo para que lo entendáis mejor: en la

leer más

;

Abrir chat