¿Te gustó? Compártelo

emociones
En las últimas décadas, la psicología se ha interesado mucho en los efectos de la educación emocional a largo plazo. Es de gran valor que este interés se haya acentuado con los años, y que se apueste cada vez más por una educación integral. emociones

Sobre los beneficios que traen consigo los programas de educación social y emocional, hay un estudio muy revelador realizado por la Universidad de British Columbia, la Universidad de Illinois en Chicago y la Universidad Loyola. emociones

 




De acuerdo con los resultados publicados en la web Science Daily, los programas enfocados en el aprendizaje de habilidades sociales y emocionales mejoran la salud mental inmediata de los adolescentes. Y no solo eso, también sus habilidades para relacionarse con los otros, además de generar otros beneficios.

Lee también ¿Por qué es tan importante educar las emociones en casa?

Así lo explica Eva Oberle, profesora asistente en el programa de Aprendizaje Humano Temprano de la Universidad de Columbia:

“Los programas de aprendizaje socioemocional enseñan las habilidades que los niños necesitan para tener éxito en la vida. La enseñanza del aprendizaje socioemocional en las escuelas es una manera de apoyar a los niños en su camino al éxito y promover una mejor salud pública en el futuro. Pero estas habilidades necesitan ser reforzadas con el tiempo. Nos gustaría ver a las escuelas incorporar el aprendizaje socioemocional sistemáticamente en el currículo, en lugar de hacer los programas como un ‘extra-curricular’. Sobre todo durante los años de la escuela intermedia y la adolescencia temprana, los jóvenes se alejan de sus familias y se dirigen más a grupos de pares influyentes y maestros. Los niños pasan 923 horas en el aula cada año, lo que ocurre en las escuelas es muy influyente en el desarrollo infantil”.

Con el aprendizaje socioemocional los niños logran reconocer y comprender sus emociones, sentir empatía, tomar decisiones y construir y mantener relaciones. Las investigaciones han mostrado que los programas socioemocionales son muy eficaces para mejorar el aprendizaje general y reducir los problemas de conducta en los jóvenes.

Aunque algunos países en Europa tienen programas de educación emocional permanentes, la situación en el resto del mundo, sobre todo en Latinoamérica, aún es deficiente.




Los investigadores encontraron que el aprendizaje socio-emocional tuvo efectos positivos en el aula y en etapas siguientes de la vida. Los estudiantes que participaron en programas socioemocionales se graduaron de la universidad a una tasa 11% más alta que quienes no participaron. Su tasa de graduación de la escuela secundaria fue 6% mayor, el consumo de drogas y los problemas de conducta fueron 6% más bajos para los participantes del programa, las tasas de arresto fueron un 19% más bajas y los diagnósticos de trastornos de salud mental fueron un 13.5% o más bajos. 

Fuente: www.psyciencia.com

¿Te gustó? Compártelo
Abrir chat