Mantén una buena comunicación con los papás de tus alumnos

Mantén una buena comunicación con los papás de tus alumnos

Xóchitl González Muñoz En Psicología para Niños siempre hemos tenido claro que para ayudar a un paciente, es fundamental contar con el apoyo, no solo de los papás, sino de sus maestros y de los directivos del colegio. Partiendo de que la escuela es una segunda casa para los niños, nos parece indispensable tomarlos en cuenta y hacer entre todos una auténtica red de apoyo.  Bajo esta lógica, siempre hemos sido muy enfáticos al hablar de la importancia de que siempre exista una buena comunicación entre maestros y padres de familia: continua, libre de prejuicios, transparente y lo más saludable posible. Por eso hemos estado recomendando Kidizz, una excelente herramienta para mejorar la comunicación entre papás y maestros, que ha obtenido muy buenos resultados en Europa –la plataforma fue creada en Francia– y hace apenas unos meses llegó a Latinoamérica. Además de ser segura y muy fácil de usar, Kidizz ofrece la posibilidad de compartir imágenes, documentos, videos y calendarios de manera instantánea. Visita kidizz.com para saber más sobre los beneficios de esta plataforma. O, ¡mejor aún! Llena este sencillo formulario (clic aquí) para que alguien de Kidizz se ponga en contacto con los directivos del colegio o jardín de niños en el que trabajas (o al que asiste tu hijo) en las próximas 24 horas. Kidizz ofrece un mes de prueba sin costo para

leer más

;

Cuaderno para trabajar la grafomotricidad en kínder y primaria

Cuaderno para trabajar la grafomotricidad en kínder y primaria

Con grafomotricidad nos referimos al movimiento que debe hacer la mano para cumplir con determinada actividad. De hecho, “grafo” quiere decir “escritura”  y “motriz” quiere decir “movimiento”. Por ende, la grafomotricidad infantil no es ni más ni menos que el movimiento de la mano mientras el niño escribe o dibuja. La tarea de la grafomotricidad infantil es corregir y estimular las funciones motoras finas de los niños para que tengan un dominio completo de los movimientos y, de este modo, poder coordinar la destreza de las manos y de la vista.Con esta práctica, los niños van desarrollando legibilidad, fluidez, armonía y rapidez en sus movimientos. Te compartimos este fantástico trabajo, publicado originalmente en el blog Imágenes educativas. Consiste en un completísimo cuaderno para trabajar la motricidad fina, mediante unas láminas que potencian la atención, la coordinación visomotriz y aprestamiento, entre otras cualidades. La grafomotricidad o desarrollo grafomotriz del niño tiene como objetivo fundamental completar y potenciar el desarrollo psicomotor a través de diferentes actividades. De esta manera, se les prepara para el posterior aprendizaje de la escritura. En niños con necesidades educativas especiales, estas actividades potencian, además, la atención y la psicomotricidad fina fundamental en su desarrollo. Descárgalo sin costo en el botón que encontrarás a continuación.  Notas relacionadas ¿A qué llamamos objeto transicional? El poder de mamá ¿Problemas con las matemáticas?

Enséñale a superar la frustración paso a paso

Enséñale a superar la frustración paso a paso

Tal como ocurre con los adultos, es completamente normal que los niños experimenten frustración por diversos motivos, y que exterioricen esa emoción de distintas maneras: con algún comportamiento agresivo, rabietas, abandonando alguna tarea que estaban realizando en ese momento o demandando atención. También es frecuente que muestren ansiedad o algún rasgo de inseguridad, por mencionar solo algunas de las reacciones más frecuentes. El caso es que este tipo de expresiones son un indicador de que aún no han aprendido a gestionar su emoción, y de que, como adultos (padres, madres, docentes u otro familiar a cargo), debemos ayudarlos, a través de un acompañamiento respetuoso que se dé a partir de la empatía. Para ello puedes seguir estas cuatro recomendaciones puntuales: 1. Conviértete en modelo coherente Dar un buen ejemplo a tu hijo siempre será una potente herramienta de aprendizaje. Puedes pasar todo el día hablándole y dándole indicaciones, pero, al final, lo que aprenderá será lo que haya visto en ti. Cuando empieces a identificar una frustración en tu hijo, no pierdas los nervios: mantén la tranquilidad y háblale desde la calma y el respeto. Éste será el inicio de buen camino a la resolución del conflicto. 2. Ponte en su lugar Si te quitas las gafas de adulto y te pones en su lugar podrás ayudarle a identificar la

leer más

;

¿Qué tan privadas deben ser las partes privadas de tus hijos?

¿Qué tan privadas deben ser las partes privadas de tus hijos?

Hace unos días tuve la oportunidad de ir a un colegio a hablar sobre sexualidad con los alumnos. Apenas iniciada la plática me di cuenta de que, entre las principales preguntas de los chavos de sexto año de primaria (entre 11 y 12 años), estaban: “¿Por qué es tan importante hablar de este tema?” y “¿Por qué todos los años nos dan esta plática?”. Detecté cierta resistencia al tema, así que opté por empezar hablando sobre lo siguiente: Después de presentarme, les pregunté si se sentían incómodos hablando sobre sexualidad. Entre risas, caras asustadas que asentían y uno que otro valiente que pudo decir “si”, terminó siendo obvio que así era. Pregunté quiénes de ellos habían hablado con sus papás sobre el tema y, a diferencia de lo que ocurre con las generaciones anteriores (como la de sus papás), donde casi siempre es menos del 5%, levantó la mano aproximadamente un 30%. Otros tantos dijeron que más o menos y un alumno agregó que era todavía más incómodo hablar del tema con sus papás que con sus maestros. También hubo algunos que dijeron sentirse bien hablando sobre el tema con ellos, y aseguraron que esta plática o pláticas les habían sido útiles. Tal vez el principal hallazgo de este informal sondeo es que, para la mayoría, este sigue siendo un

leer más

;

¿Cómo abordar el tema de la muerte con los niños

¿Cómo abordar el tema de la muerte con los niños

Por Patricia de la Fuente Lo primero que debemos aclarar es que no es hasta los seis, siete años cuando los niños logran concebir la idea de que la muerte es algo irreversible. Por eso debes ser muy cuidadoso al abordar el tema, ya que un mal manejo del mismo podría generarle temores y llevarlo a un estado de ansiedad innecesario. Ante todo, ten en cuenta que la orientación que le des, debe ser acorde con su edad. Te comparto algunas recomendaciones para introducir a los pequeños en este tema: Tomar en cuenta su edad. A pesar de que la muerte es un hecho cotidiano que experimentan a través de la televisión, el internet, los videojuegos o por situaciones de la vida cotidiana, es necesario que, como papás, abordemos el tema con ellos para evitar que tengan ideas erróneas al respecto y aprendan a concebirla como una parte del ciclo de la vida. El tanatólogo Arturo Albín menciona que el dolor que genera la pérdida de un ser querido es una situación a la que cualquier ser humano se enfrentará tarde o temprano, por lo que “es importante que los niños aprendan que la vida está hecha de todos los sentimientos: alegría, dolor, tristeza”, lo que los prepara para las situaciones de la vida. La explicación que se les dé

leer más

;

Los miedos de los niños: ¿por qué y cómo actuar frente a ellos?

Los miedos de los niños: ¿por qué y cómo actuar frente a ellos?

Para empezar, es importante decir que el miedo también cumple con una función positiva, ya que, gracias a él, podemos advertir una situación de peligro y reaccionar oportunamente para evitar riesgos. Entender lo anterior es muy importante para darnos cuenta de algo fundamental: como ocurre con todas las emociones, lo que debemos hacer con el miedo no es negarlo ni reprimirlo, sino aprender a manejarlo para evitar que nos domine. Y así es también como debes enseñar a tu hijo a tratar con esta emoción. Los miedos más comunes según la edad Lo primero que debes saber es que, según la edad, es normal que los niños experimenten cierto tipo de miedos miedo por distintas razones. 6 meses A partir de esta edad, los bebés empiezan a distinguir las diferencias entre un rostro y otro, razón por la cual es común que sientan temor al advertir que están frente a una persona que les resulta desconocida. 2 años Además de que los niños cada vez van siendo más conscientes, a esta edad es frecuente que sus papás empiecen a verlos un poco más independientes y adquieran confianza para separarse momentáneamente de ellos; para dejarlos unas horas en la guardería, por ejemplo. Esto, consecuentemente, suele generar en los niños cierto miedo a la separación y al abandono. 4 años Frecuentemente asociado

leer más

;