Interactuando con otras personas es como los niños se desarrollan y van construyendo su identidad. Asimismo, no ser tomados en cuenta como personas con intereses, valores, necesidades y capacidad de cuestionamiento, inhibe su progreso.

Conforme crecen, los niños van descubriendo el mundo y los distintos tipos de relaciones, como la amistad. Entre los tres y los seis años, al iniciar la etapa de escolarización, empiezan a hacer amistades, unas más afines que otras, pero sin haber grandes distinciones ni prioridades entre ellas. En cambio, cuando rebasan los seis años, empiezan a entender lo que es un mejor amigo y sienten ganas de saber qué se siente tener o ser uno.




Para los niños, un mejor amigo significa poder interactuar con alguien a partir de la autenticidad. En la niñez, la amistad se construye primordialmente en función de esta característica, porque genera cercanía, reconocimiento y, sobre todo, pertenencia. Lo que  para ellos define a un mejor amigo es…

  • Que sean confiables
  • Que puedan reír juntos
  • Que se hagan sentir bien entre ellos
  • Que no se humillen y se protejan
  • Que puedan compartir todo

El mejor amigo en la infancia cumple un papel elemental. Se convierte en un apoyo para enfrentarse al mundo y ayuda a comprender diferentes situaciones.

En una encuesta realizada por LEXIA en 2017, se preguntó a niños de seis a doce años, qué cosas les gustaban hacer con sus amigos. Esto fue lo que respondieron:

  • Jugar fuera de casa (61%)
  • Jugar con un celular o tableta (45%)
  • Ir al parque (35%)
  • Ver videos (33%)
  • Platicar (30%)
  • Jugar dentro de casa (29%)
  • Comer helado/dulces/galletas (27%)
  • Ir al cine (21%)
  • Ver televisión (20%)
  • Salir a pasear (18%)

Entre sus actividades favoritas con amigos y hermanos está jugar, ya sea fuera o dentro de casa. Tener amistades en la etapa infantil es un gran recurso emocional para los niños, ya que proporcionan una importante sensación de seguridad, enseñan empatía y ofrecen la oportunidad de aprender a resolver conflictos. Los amigos constituyen un grupo de iguales, diferente al grupo familiar, donde los niños tendrán que crear su propio rol, aprender a relacionarse y comprender las dificultades o complejidades de las relaciones.

Para la elaboración de esta nota, contamos con la valiosa colaboración de LEXIA Insights Solutions.

 


Consultoría en mercadotecnia y comunicación, especializada en dar soluciones estratégicas basadas en insights. LEXIA Insights Solutions reúne a profesionales en comunicación, mercadotecnia, antropología y psicología.

Notas relacionadas