Xóchitl González
Directora de Psicología para Niños

Hace unas semanas recibí en el consultorio a una mamá desesperada y muy confundida respecto a los pasos que tenía que seguir para llegar a ser la mejor madre posible para sus hijos. Se quejaba, entre otras cosas, de que hubiera tanta gente a su alrededor queriendo interferir en la manera en que llevaba su maternidad: su suegra, su mamá, sus tías, sus amigas, una prima, una vecina… y para colmo, me decía, ¡tantas cosas que lee una en internet!  

Curiosamente, no es la primera mamá que me dice algo similar; o ni tan curioso, porque es cierto: existe tanta información sobre cómo criar a un hijo, que si haces caso a todo lo que lees o escuchas, lo más probable es que termines sin saber qué hacer, incluso más confundida que antes de empezar a poner atención en todo lo que dice la gente.

Lo que suelo responder a las mamás que me piden ayuda ante esta situación puede resumirse en lo siguiente:

Toma las cosas de quien vienen
Mucha gente cree que si algo aparece publicado en internet debe darlo por cierto, y esto un gran error. Esto aplica igual con cualquier tema, por supuesto, pero hablando específicamente sobre aspectos relacionados con la crianza, llama la atención la cantidad de mamás blogueras que han surgido de un tiempo para acá. Esto, sin duda, me parece algo muy positivo, en términos generales. Sin embargo, como  lectoras debemos ser muy conscientes de la fuente que estamos consultando, y saber distinguir entre un especialista y alguien que solo desea compartirnos su experiencia personal, que además puede ser muy distinta a la nuestra.

Descarga el libro ¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos?, una herramienta de gran ayuda para la crianza.

Tu hijo es único, no lo olvides
Incluso en el caso de las mamás que acostumbran consultar solo fuentes especializadas, es importante entender que también los especialistas podemos tener distintas maneras de entender una misma situación. Pero no solo eso, también es fundamental entender que cada familia y cada niño son diferentes. En éste, como en la mayoría de los temas, resulta imposible encontrar soluciones a través de una simple fórmula. Y esa es la razón por la que resulta imposible dar soluciones contundentes a aquellos papás que nos escriben para preguntarnos sobre cuestiones muy específicas. Para saber exactamente lo que un niño necesita ante determinado problema es indispensable conocer su situación particular.

Nunca olvides tu intuición y sentido común
También es muy común que lleguen al consultorio papás que, a pesar de haber leído cientos de libros sobre paternidad y crianza, siguen sin saber cómo solucionar una o varias situaciones con sus hijos. ¿Por qué ocurre esto? Porque antes de querer llevar cualquier tipo de conocimiento teórico a la práctica es importante actuar de acuerdo con lo que yo considero que son nuestros pilares fundamentales: el amor, la intuición y el sentido común. ¿Te has preguntado qué hacían nuestras abuelas cuando les surgía alguna duda relacionada con la crianza, si en sus tiempos no había tantos libros ni artículos en internet? Con esto no quiero negar la importancia de estar bien informados, por supuesto. Me parece fundamental que nos mantengamos al día en cualquier tema que sea de nuestro interés (y qué tema puede ser más importante que el bienestar de nuestros hijos), pero en los más de diez años que llevo ejerciendo como psicóloga infantil he visto a muchos papás confundidos y desconcertados por no saber qué hacer ante situaciones que podrían resolverse aplicando únicamente el sentido común.

Conclusión en pocas palabras: como papás y mamás, es importante mantenerse informados. ¡Hay que aprovechar las facilidades que nos dan estos tiempos! Sin embargo, es igual de importante revisar las fuentes, asegurarnos de que estamos recibiendo información de alguien realmente capacitado para ello y, finalmente, nunca olvidarnos de actuar de acuerdo con lo que nos dicta el corazón, la intuición y el sentido común.


Sobre la autora
Directora y fundadora de Psicología para Niños desde 2006. Desde 2002 ha diseñado e implementado talleres para padres, maestros y profesionales de la salud sobre temas como inteligencia emocional, manejo conductual y pautas de la evaluación diagnóstica, entre otros. Es especialista en la detección y tratamiento de TDAH, e instructora de Desarrollo Mental, Ampliación de la Conciencia y Visión Extra Ocular.

Notas relacionadas