Aprender con bienestar

Aprender con bienestar

Por Eduardo Hermosillo Existe una tendencia a observar indicadores de bienestar (o el término altamente subjetivo de “felicidad”) en las medidas públicas que realizan los gobiernos de distintos países. Relacionado con lo anterior, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicó recientemente su reporte anual de la felicidad mundial, en el que México ocupa el segundo lugar en el ranking latinoamericano. Sobre el aprendizaje, las reconocidas pruebas PISA también generan datos relacionados con la felicidad de los alumnos. Es decir, aprender con felicidad se ha vuelto un hecho trascendente en las sociedades del mundo. Pero ¿realmente existen lugares en los que los niños son felices aprendiendo? Por otro lado, ¿la felicidad genera buenos resultados? Sí, dichos lugares existen, sin embargo, no parece difícil confundir dos cosas que en realidad son muy distintas: que un niño sea feliz mientras aprende y que haga lo que quiera cuando debería estar aprendiendo, lo cual podría brindarle cierto bienestar momentáneo, pero sin generar ningún valor a la comunidad ni a su futuro. Por ello, lo más recomendable sería hablar de aprender con bienestar. Mejores personas construirán un mundo mejor En mi experiencia en el mundo de la educación, lograr un aprendizaje con bienestar se refiere a que los alumnos adquieran los conocimientos con el gozo de que lo aprendido les será útil para la vida ¿Cómo se alcanza

leer más

;

¿Sabes qué es la danzaterapia y para qué sirve?

¿Sabes qué es la danzaterapia y para qué sirve?

De acuerdo con la Asociación Americana de Danzaterapia, es un tipo de psicoterapia en la que se utilizan la danza y el movimiento como parte de un proceso para promover la integración emocional, física, social y cognitiva de las personas. Cualquier persona, incluyendo a los niños, puede realizar danzaterapia, ya que el objetivo que persigue no es crear una obra artística o desarrollar una técnica dancística en particular, sino utilizar el movimiento como un medio para crear un diálogo entre el paciente y el terapeuta, o entre los mismos pacientes, y expresar lo que no ha sido posible decir con palabras. En otras palabras, la danzaterapia es una alternativa creativa para la expresión física y emocional. A través de la danza y el movimiento, el mundo interior de las personas se  hace tangible, lo que nos permite darnos cuenta de cómo es nuestra relación con los demás, además de dar significado a los gestos y posturas de nuestros movimientos. Entre los principales beneficios de la danzaterapia están: Genera mayor conciencia corporal Desarrolla la creatividad e imaginación Ayuda al manejo de emociones Favorece y fomenta la socialización e integración Fomenta la relajación Mejora la respiración Crea confianza y seguridad en uno mismo Mejora la coordinación, equilibrio y control de impulsos Estimula la integración sensorial Incremento de aptitudes físicas y motoras Reducción de

leer más

;

Los beneficios de que tus hijos hagan deporte

Los beneficios de que tus hijos hagan deporte

Se ha comprobado que los niños que practican deporte de manera regular, no solo llegan a tener un mejor rendimiento en la escuela, sino que suelen tener mejores relaciones sociales y llegan a ser más felices. La práctica de algún deporte es muy importante para que fortalezcan su mente, reduciendo riesgos de padecer trastornos como la depresión o ansiedad. Por otro lado, en la práctica deportiva se transmiten valores, se adquieren hábitos saludables y se adquieren buenas costumbres alimentarias. Es importante que este tipo de actividades no sean impuestas como una obligación, sino que el niño las lleve a cabo por gusto, que le resulten divertidas, y que encuentre en ello un espacio de recreación y socialización. De acuerdo con el doctor Franchek Drobnic, fisiólogo y jefe del departamento de Investigación del Deporte del Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, estos son los principales beneficios de hacer deporte: Se alcanza un mejor rendimiento académico Existe una menor probabilidad de sufrir depresión Mejora el estado de ánimo Favorece la socialización Transmite valores como la constancia, perseverancia, trabajo en equipo, competitividad y disciplina Promueve un estado de salud óptimo Mantiene un peso adecuado Reduce la probabilidad de sufrir enfermedades como la obesidad Fortalece el físico Así que, si tu hijo aún no practica algún deporte de manera regular, ¡¿qué esperas para motivarlo?!

leer más

;