Los niños y la tecnología

De un tiempo para acá, parece que la cigüeña trae a los niños con chip integrado. Hoy por hoy es común escuchar a papás decir frases como: “Mi hijo le sabe mover muy bien al iPad”. O: “Mi niña encuentra lo que sea en internet en unos cuantos segundos”. Estarás de acuerdo conmigo en que ahora todo es muy distinto a cuando nosotros estábamos pequeños. La agilidad con la que manejan la tecnología los niños de hoy muchas veces supera la de los papás, y eso se explica fácilmente, pues papá y mamá aprendieron de una manera muy distinta a como se aprende actualmente, apoyándose en novedosas herramientas y material didáctico. Varios investigadores coinciden en que el aprendizaje se da de mejor manera cuando resulta significativo, es decir, cuando se relaciona lo que se ha de aprender con lo que los niños conocen y viven cotidianamente. Si los niños de ahora se encuentran sumergidos en la tecnología, la educación ha de encaminar sus nuevas estrategias hacia la creación de material didáctico, plataformas y aplicaciones que ayuden a comprender los conceptos que antes se mostraban escritos con gis en el pizarrón.  Para la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y Diversificación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus cifras en inglés), el acelerado progreso de las nuevas tecnologías de

leer más

;

Mi hijo quiere tener Facebook

Mi hijo quiere tener Facebook

Por Melva Sagri, Mamá Digital No hace mucho tiempo, la pregunta con la que más y más mamás de niños preadolescentes teníamos que enfrentarnos era: “¿Puedo tener un teléfono celular?” Ahora, la pregunta a la que nos estamos enfrentando las mamás es: “¿Puedo tener un perfil de Facebook?”. La causa de estas nuevas demandas es la influencia social y escolar. Algunas mamás resisten la presión lo más que pueden; otras se dejan vencer muy fácilmente y muchas veces ni se enteran cuando sus hijos crean un perfil de Facebook por primera vez. En la realidad de nuestros hijos, ocurre que si un compañero de clase tiene un perfil de Facebook, entonces… ¡ellos deben tener uno! Ahora bien, si en casa los padres o hermanos mayores pasan horas en Facebook, es lógico que nuestros hijos menores también quieran pertenecer a esta red social. “¿Cómo es que yo no puedo tener un perfil en Facebook?” “¿Por qué es inapropiado para mí, si mis hermanos y papás pasan tanto tiempo en eso?” Recuerda: las palabras empujan pero el ejemplo arrastra. La pregunta es: ¿Qué hago si mi hijo menor de 13 años insiste en que le dé permiso de usar Facebook? Para algunas mamás, las propias reglas de Facebook determinan la autorización para que sus hijos tengan o no un perfil. Todo depende de cómo se

leer más

;

¿Demasiado tiempo frente a la pantalla?

¿Demasiado tiempo frente a la pantalla?

Octubre de 1995 A mi papá siempre le ha gustado escuchar una estación muy famosa que toca solo canciones en inglés. Aunque mis hermanos y yo estudiamos ese idioma, nuestro nivel aún no es tan avanzado como para entender lo que dice la letra. La dinámica propuesta por mi papá siempre es la misma: “Le doy un premio a quien adivine la canción”, dice mientras le sube al radio. Mis hermanos y yo  intercambiamos miradas de complicidad e intentamos cachar una palabra, algo para adivinar la melodía. SI la canción está por terminar y no hemos adivinado papá nos ayuda con una pista. A veces sabemos la respuesta, otras simplemente le atinamos, pero en todos los casos nos divertimos diciendo lo primero que se nos viene a la mente. Así son los trayectos de regreso a casa; es una manera de jugar con papá. Octubre actual Papá sube al volante y sintoniza la misma estación que hace 20 años. “Le doy un premio a quien adivine la canción y me diga quién la canta”, dice. Mi hermana pequeña saca su celular, lo pasa por el aire y, voilà, aparece en la pantalla el nombre de la canción, el cantante, el álbum al que pertenece y el año en que salió a la venta. ¡Wow! No solo la pregunta de papá

leer más

;

¿Realmente la tecnología es nociva para nuestros hijos?

¿Realmente la tecnología es nociva para nuestros hijos?

Mucha gente piensa que  el uso de tabletas, celulares y videojuegos tienen efectos negativos en los niños, como retraimiento y poco desarrollo de empatía, entre otras cosas. Sin embargo, hay quien señala también la contraparte. Los investigadores Vaughan Bell, Dorothy Bishop y Andrew Przybylski, se han dedicado a señalar el aspecto positivo de la tecnología, sobre todo de internet y de las redes sociales. Ellos afirman, por ejemplo, que Twitter y Facebook son herramientas importantes para socializar, sobre todo para aquellos que carecen de herramientas sociales en vivo, como sería el caso de personas demasiado tímidas o introvertidas. Por otro lado, existen estudios que demuestran que los perfiles de Facebook reflejan con buena precisión la personalidad de los usuarios, lo que permite darse a conocer y encontrar personas con gustos similares. Dichos investigadores defienden también los videojuegos, basándose en la idea de que no existen pruebas contundentes que influyan en las conductas violentas de los niños. De hecho, están convencidos de que hay videojuegos que desarrollan técnicas de cooperación en la red, aunque especifican que el contenido es primordial para influir positivamente en las conductas y en las emociones de forma positiva. Sea como sea, el desarrollo tecnológico es algo que se va a llevar a cabo, independientemente de que estemos conformes con ello o no, así que nuestra recomendación

leer más

;

Tecnología en los niños: ¿amiga o enemiga?

Tecnología en los niños: ¿amiga o enemiga?

Hoy en día es muy común ver a niños pequeños entretenidos con una tableta o un teléfono inteligente. Si antes la gran preocupación de los papás era que sus hijos pasaran demasiado tiempo viendo tele, hoy la situación es distinta. De acuerdo con la especialista en educación, y Directora General del centro SEDI para el desarrollo infantil, Patricia de la Fuente, el problema con la tecnología en los niños, particularmente estos dispositivos, es que si no se utilizan con moderación podrían alterar el desarrollo y la salud de los más pequeños del hogar, llegando a provocar irritabilidad, cambios de carácter y problemas de ansiedad a la hora de dormir. “Uno de los aspectos más preocupantes es que, la nueva generación, denominada homelander –como se les denomina a los nacidos en los últimos 15 años- está acostumbrada al uso indiscriminado de estos aparatos debido a que son innatos tecnológicos. Sin embargo, como padres, debemos encontrar un equilibrio para que no se convierta en un detonador de malas prácticas en la vida social”, comenta. El uso infantil de los smartphones ha crecido del 8% al 40% en dos años, una situación que preocupa a especialistas como la psicóloga infantil Graciela Vilchis: “Si al pequeño se le proporciona alguno de estos aparatos por un tiempo extendido puede afectar el desarrollo de habilidades sociales

leer más

;