¿Cómo la inteligencia emocional puede hacer de tu hijo un niño exitoso?

¿Cómo la inteligencia emocional puede hacer de tu hijo un niño exitoso?

Patricia Fernández Briz. Psicopedagoga Estadísticas de un conjunto de más de cien estudios ha comparado a estudiantes que han recibido aprendizaje social y emocional con otros que no lo recibieron. Los datos demuestran unas mejoras sustanciales en el comportamiento de los estudiantes que sí lo recibieron dentro y fuera del aula. No solo dominaron habilidades como tranquilizarse y desenvolverse mejor, sino que también aprendían con más eficacia; sus notas mejoraron y, en pruebas de logros académicos, sus calificaciones fueron 14 puntos porcentuales más altas que las de estudiantes que no recibieron programas de aprendizaje social y emocional. De ello se desprende que ayudar a los niños a dominar las emociones y sus relaciones les hace ser mejores estudiantes. A lo largo de la vida resultan esenciales una mayor autoconciencia, una mayor capacidad para dominar las emociones perturbadoras, una mayor sensibilidad frente a las emociones de los demás y una mejor habilidad interpersonal; pero los cimientos de estas aptitudes se construyen en la infancia. Lee también ¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos? La neurociencia nos enseña que el cerebro del niño experimenta un enorme crecimiento y no se detiene hasta la mitad de la veintena. Los científicos lo denominan neuroplasticidad y significa que el modelado de los circuitos cerebrales durante este periodo de crecimiento depende, en gran medida, de las experiencias diarias del

leer más

;

¿Mi hijo es hiperactivo o inquieto?

¿Mi hijo es hiperactivo o inquieto?

Con mucha frecuencia se lee (y se escucha hablar) de TDAH, es decir, del Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad. Sin embargo, es también muy frecuente encontrar papás que asumen que su hijo posee este trastorno, cuando la realidad es que solo se trata de un niño inquieto o que tiende a ser estar en constante movimiento. Por tal razón, es importante aclarar que se trata de dos situaciones distintas, y destacar estas diferencias para evitar confusiones. Diferencias entre ser inquieto y tener TDAH  1.Falta de concentración constante Se distraen constantemente. No pueden concentrarse en ningún momento, ya que su cerebro presta atención a todos los estímulos que recibe a la vez, por lo que se les dificulta sobremanera prestar atención a un solo tema. Un niño inquieto, en cambio, podrá prestar atención en determinados momentos, aunque en otros no lo haga. Esto también dependerá de la edad del niño, pues uno pequeño tendrá menores lapsos de atención que uno de más edad. Lee también ¿Existe o no el TDAH? 2.Impulsividad e hiperactividad Por otra parte, los niños con TDAH no pueden controlar su impulsividad y su necesidad de estar en constante movimiento. En cambio, un niño inquieto realizará algunas actividades que requieran desgaste energético pero luego se calmará para volver a comenzar. 3.Evaluación durante un cierto período Otra de las recomendaciones para poder diferenciar a

leer más

;

Alimentos que influyen en la conducta de tu hijo

Alimentos que influyen en la conducta de tu hijo

por Anaid Jiménez del Río Nuestra comida ha cambiado drásticamente en las últimas décadas. Hoy en día, los pasillos del supermercado están llenos de alimentos procesados, que, muy probablemente, nuestros bisabuelos ni siquiera podrían identificar. Sin duda, un aspecto que como papá o mamá debes tomar muy en cuenta, es que existen muchos de esos alimentos que pueden influir en la conducta de tus hijos. Por ejemplo, ¿has observado cómo se comporta tu niño después de comer el pastel y dulces en una fiesta? Hiperactividad, irritabilidad, falta de concentración… ¿te son familiares este tipo de conductas? Quizás hayas pensado que se trata simplemente del azúcar, lo cual tiene algo de cierto, pero debes saber que existen otros componentes de la comida que también pueden ser causa de estos efectos. Resulta revelador, por ejemplo, cómo han crecido, de manera paralela, la cantidad de niños con diagnóstico de Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), y la cantidad de alimentos que contienen ingredientes procesados. Entre los principales alimentos que pueden afectar la conducta de tu hijo, están los siguientes: Intolerancias y alergias Es importante que investigues si tu hijo tiene alguna intolerancia o alergia alimenticia, ya que esto también puede estar influyendo en su conducta. Por ejemplo, la intolerancia al gluten se relaciona con la falta de concentración y afecta el

leer más

;

TDAH en carne propia

TDAH en carne propia

Hablar de TDA y TDAH es complicado, ya que es un tema polémico. Encontramos los incrédulos que niegan la existencia de tal trastorno, los que etiquetan a cualquier niño movido y con carácter difícil, de sufrir este trastorno, y los profesionales que lo conocen y lo saben tratar. Más allá de lo que piensen los unos y los otros, estamos los padres y la sociedad en general que debe saber que este trastorno existe, y no lo digo como profesional, ya que en este artículo voy a hablar como protagonista, en primera persona. Me diagnosticaron TDAH de manera muy tardía. Antes, en España, no se sabía mucho sobre este trastorno y, por tanto, desde mi primer colegio (he visitado varios), se me invitó a ver un psicólogo, ya que tenía comportamientos “extraños” y no se me detectó. Se habló de mano más dura conmigo, de más control y mucha represión… no voy a entrar en los detalles y las consecuencias, tanto para mis padres como para mí, de dichos consejos. En un colegio posterior se me llamó hija del demonio, por no saber estar sentada una hora entera en mi silla escuchando una monótona y tediosa clase de historia. Con lo fácil que hubiera sido que me mandasen ir a buscar tiza (éste ha sido uno de los recursos que

leer más

;

¿Existe o no el TDAH? (2da parte)

La directora de Psicología para Niños responde a esta pregunta en una entrevista que le hicieron para la elaboración de un documental de la PROFECO. Notas relacionadas 8 puntos esenciales para criar a un niño feliz ¿Qué es el cutting y por qué, como papás, hay que … Deja a tu hijo experimentar todas las emociones