Ayúdale a amar los libros y a  sacar su vena artística

Ayúdale a amar los libros y a sacar su vena artística

Si hasta este momento no has llevado a tu peque a PAPALOTE, a disfrutar con la exposición “Aventuras Ilustradas”, no pierdas más tiempo y planea esa visita cuanto antes. Tal vez lo más interesante de esta maravillosa exposición es que los niños no solo van en el plan de espectadores, sino que, ya inmersos en el universo fantástico creado por los ilustradores Satoshi Kitamura, Anthony Browne y Ricardo Peláez, tienen oportunidad de echar a andar su creatividad e imaginación, lo cual hace de esta actividad algo todavía mucho más divertido. Esta exposición tiene como principal objetivo que los niños encuentren el gusto por la lectura de una manera efectiva, al mismo tiempo que descubren su propia capacidad para contar historias a través de imágenes, y experimentan lo que se siente ser artista. “Aventuras Ilustradas” está dividida en tres partes, a través de las cuales, los niños pueden conocer el trabajo y un poco de la vida de los autores para luego crear sus propios dibujos. En la sección de Anthony Browne, los niños realizan una ilustración de sus papás, tal como se describe en los libros Mi mamá y Mi papá. En la parte que corresponde a Satoshi Kitamura crean historias fantásticas, agregando elementos en el desván del libro En el desván. Finalmente, en la sección de Ricardo Peláez, los

leer más

;

Haz del aprendizaje algo positivo

Haz del aprendizaje algo positivo

Cuando un niño logra adueñarse de su aprendizaje, encontrando un vínculo entre sus descubrimientos y su entorno, logra desarrollar de mejor manera diversas habilidades, actitudes y valores. Además, el juego también fomenta la colaboración entre pares, favorece el pensamiento crítico, la resolución de problemas y la creatividad. Por eso es tan importante que, como maestro, tomes en cuenta lo siguiente: Utiliza el juego como herramienta de aprendizaje en el salón de clases Fomenta la exploración y el descubrimiento Sonríe y mantén el buen humor Implementa estrategias creativas que estimulen a tus alumnos Busca siempre momentos para sorprenderlos Aprende a identificar qué es lo que quieren tus alumnos, cómo se sienten y cómo puedes mantenerlos motivados Promueve la integración y las buenas relaciones interpersonales Participa activamente en las actividades de tus alumnos Valora el libre aprendizaje y las experiencias educativas que se dan fuera del salón de clase. Las recomendaciones anteriores forman parte de una interesante propuesta pedagógica elaborada por Papalote Museo del Niño, en colaboración con McGraw Hill Education, en la que invitan a los maestros a utilizar los recursos educativos que propone el Museo para enriquecer la experiencia en el aula, a partir de la vinculación curricular SEP- PAPALOTE que pueden encontrar en sus exhibiciones. El programa está tan bien hecho y es tan amigable, que el maestro solo

leer más

;

La importancia de saber resolver problemas por sí mismo

La importancia de saber resolver problemas por sí mismo

Desde sus orígenes, el ser humano siempre ha tenido el gusto, además de la necesidad, de crear todo tipo de cosas, desde construir un lugar para vivir hasta cocinar sus alimentos o confeccionar su ropa. Esta tendencia se puede apreciar de manera clara en los niños, que disfrutan mucho dibujar, moldear plastilina o hacer todo tipo de figuras con juegos de construcción. Por eso es común que los peques digan que quieren ser inventores, artistas o creadores de cualquier tipo. Tú mismo debes sentirte muy satisfecho cada vez que logras reparar algo que sufrió algún daño en casa, por ejemplo. Algo muy parecido ocurre cuando regalamos algo que nosotros mismos creamos, como puede ser un pastel, una canción o una manualidad. Cualquier cosa puede llegar a adquirir un significado muy especial cuando está hecho o reparado por nosotros mismos, y la sensación que experimentamos al descubrirnos capaces de crear o arreglar algo sin tener que recurrir a alguien más resulta muy gratificante. Y es justo en este principio en el que está basado el llamado movimiento maker (que podría traducirse como “hacedor”), que promueve el desarrollo de habilidades para que cada persona sea capaz de hacer las cosas por sí misma, promoviendo al mismo tiempo el trabajo en equipo. Las personas a las que se reconoce hoy en día como

leer más

;

Diversión, recuerdos y aprendizaje para llevar a casa

Diversión, recuerdos y aprendizaje para llevar a casa

Qué mejor manera de concluir tu visita al Papalote Museo del Niño que echar un vistazo por la tienda y librería. Aprovecha esa gran motivación por aprender que va a traer tu peque luego de recorrer y disfrutar el museo, para ir junto con él a este sitio que seguramente le encantará. ¿Quieres saber por qué? Porque aquí no solo va a encontrar todo tipo de recuerdos para llevar a casa, como lápices, playeras y a cada uno de los integrantes de la pandilla del museo en versión peluche: Ojitos, Animalón, Pelusa, Peludín, Chimuelina y Savinchi. Además, va a quedar maravillado al descubrir cualquier cantidad de juegos y juguetes que, además de divertidos, le ayudarán a desarrollar su motricidad, estimularán su imaginación y capacidad creativa, lo llevarán a enfrentar distintos retos físicos e intelectuales y harán crecer su amor por la vida en todas sus formas; en pocas palabras, serán sus fieles acompañantes en ese mágico proceso de aprender jugando. Lee también PAPALOTE: una nueva experiencia en el museo favorito de los niños. Algo muy interesante de esta tienda y librería es que todo está clasificado de la misma forma en que está dividido el museo, es decir, de acuerdo con las seis zonas que componen: “El viaje inicia”, “Mi cuerpo”, “México vivo”, “Mi hogar y mi familia”, “Mi ciudad”

leer más

;

¡El juego comenzó! PAPALOTE renovado es más divertido

Pamela Salinas Parras ¡El juego comenzó! Por fin, mi querido PAPALOTE Museo del Niño de la Ciudad de México abrió sus puertas completamente renovado o, más bien dicho, transformado en un espacio totalmente nuevo. Hace unos días, mi tropa y yo tuvimos la oportunidad de visitarlo minutos después de que pusieran el último clavo de la renovación y puedo decirles que, aunque mis hijos pensaban que iban al mismo museo de hace un año o dos, el nuevo PAPALOTE los dejó asombrados y entretenidos por igual. El mayor, Mat, se sorprendió muchísimo al llegar. Lo primero que dijo fue: “Mamá, cambiaron todo, se ve más bonito”, y eso fue solo en la parte de las taquillas y el primer acceso. Para cuando llegamos a la sala donde El viaje inicia, que trata sobre el Universo y cómo es que formamos parte de él, Paula, de casi 5 años, mostró un gran interés en saber qué era cada cosa, cuál era el nombre de las “piedras”, que en realidad son pedazos de meteoritos de diferentes tipos; la niña no quería perder detalle de nada. Inmediatamente después pasamos a Mi cuerpo, y hasta la más chica, de 3 años, se bajó de la carriola para explorar la parte del intestino. Luego se pusieron frente a una maquinita que parece videojuego y comenzaron

leer más

;