Diversión, recuerdos y aprendizaje para llevar a casa

Diversión, recuerdos y aprendizaje para llevar a casa

Qué mejor manera de concluir tu visita al Papalote Museo del Niño que echar un vistazo por la tienda y librería. Aprovecha esa gran motivación por aprender que va a traer tu peque luego de recorrer y disfrutar el museo, para ir junto con él a este sitio que seguramente le encantará. ¿Quieres saber por qué? Porque aquí no solo va a encontrar todo tipo de recuerdos para llevar a casa, como lápices, playeras y a cada uno de los integrantes de la pandilla del museo en versión peluche: Ojitos, Animalón, Pelusa, Peludín, Chimuelina y Savinchi. Además, va a quedar maravillado al descubrir cualquier cantidad de juegos y juguetes que, además de divertidos, le ayudarán a desarrollar su motricidad, estimularán su imaginación y capacidad creativa, lo llevarán a enfrentar distintos retos físicos e intelectuales y harán crecer su amor por la vida en todas sus formas; en pocas palabras, serán sus fieles acompañantes en ese mágico proceso de aprender jugando. Lee también PAPALOTE: una nueva experiencia en el museo favorito de los niños. Algo muy interesante de esta tienda y librería es que todo está clasificado de la misma forma en que está dividido el museo, es decir, de acuerdo con las seis zonas que componen: “El viaje inicia”, “Mi cuerpo”, “México vivo”, “Mi hogar y mi familia”, “Mi ciudad”

leer más

;

Dientes

Dientes

Natalia tiene siete años y acaba de perder un diente tras caerse en la bicicleta. Su papá intenta tranquilizarla diciéndole que no tiene de qué preocuparse, pues pronto le saldrán nuevos. Ella no entiende por qué su papá habla en plural, y le aclara que solo le falta uno. “Bueno, ahora sí –le explica–. Pero se te van a caer todos y te van a volver a salir”. Y Natalia piensa: “¿Todos? Si con un solo agujero en la boca Hugo se ríe de mí, cuando no tenga dientes, como si fuera viejita, se va a burlar hasta la maestra”. La protagonista de esta historia aún no sabe que se trata de algo normal, y que alrededor de los siete años a todos los niños se les caen los dientes y les salen nuevos.    Con texto de Antonio Ortuño y unas fabulosas ilustraciones de Flavia Zorrilla, Dientes es un libro que los niños encuentran muy divertido, ya que está escrito desde la voz de Natalia, una niña muy observadora y graciosa, que tiene una gran habilidad para hacer reír. Además de disfrutar el relato, los pequeños lectores de este libro recibirán un mensaje muy interesante sobre cómo enfrentar las burlas de otros niños para impedir que esto les siga afectando. Recomendable para niños de seis años en adelante, especialmente

leer más

;

Intercambio cultural

Intercambio cultural

Julito estaba por irse a dormir cuando vio en la tele el siguiente anuncio: “Intercambio cultural: cambie su lugar por el de un ciudadano extranjero por una semana, ¡y viva otra vida!”. La idea le pareció increíble y, después de pensar por unos minutos a dónde le gustaría ir, se le ocurrió que África sería sensacional. ¡Seguro que ahí encontraría muchísima acción! Una semana más tarde llegó a casa de Julito una caja enorme que provenía de aquel lejano continente. Dentro estaba Bombo, un simpático elefante africano que había aceptado el intercambio con la ilusión de saber qué tipo de cosas pasaban por la televisión. Julito acabó de empacar sus cosas y salió volando con rumbo a África, donde una familia de elefantes estaba lista para recibirlo. Intercambio cultural es una historia preciosa que ayudará a los niños a darse cuenta de lo maravillosa que puede ser la vida más allá del iPad, la computadora y la televisión. Un libro que los impulsará a vivir Recomendable para niños de 6 años en adelante, especialmente aquellos que por querer estar jugando videojuegos o viendo la televisión han dejado de experimentar muchas de las aventuras que corresponden a su edad. Si te interesa este libro, puedes comprarlo aquí. Notas relacionadas ¿Dónde está el abuelo? Escéptica Dientes

Haz de él una mejor persona leyendo

Haz de él una mejor persona leyendo

De acuerdo con las más recientes encuestas, los mexicanos leemos alrededor de 5 libros al año. Las principales razones de esta cifra tan baja son falta de tiempo y desinterés.  Sin duda, el mejor momento para crear el hábito de la lectura es durante la niñez. Estudios realizados a nivel primaria reportan que el 65% de los niños de tercer grado no pueden leer con soltura, lo que les impide alcanzar su máximo potencial. La razón por la cual limita su potencial es que, al final de tercer grado, los niños comienzan a leer para aprender, y si existen dificultades en la lectura y en su comprensión, su rendimiento en las asignaturas irá en declive. Otra desventaja en los niños que no pueden leer con soltura es la desmotivación para aprender, que se relaciona con bajo rendimiento académico y baja autoestima, ya que no se sienten capaces.  Sigue estas recomendaciones para desarrollar el hábito de la lectura en tu pequeño:  Lee con él Leerle a nuestro hijo es una manera sencilla de fomentar su gusto por la lectura, desarrollando su imaginación, inteligencia emocional y vocabulario. Además, leer con él es una gran manera de convivir con tu pequeño. Siempre es posible hacernos un espacio de 30 minutos para leer. Al finalizar la lectura, puedes hacerle algunas preguntas sencillas sobre la lectura,

leer más

;

El silencio de Orlando

El silencio de Orlando

“Algún día salvarás a los humanos de los monstruos del crepúsculo y serás el rey de los loros”, le dijo su mamá cuando era todavía muy pequeño y ni siquiera había aprendido a volar. Orlando, aunque escuchó a su madre con atención, no dio crédito a sus palabras, simple y sencillamente porque no podía ni imaginar cómo podría ser capaz de semejante proeza. Después de vivir un sinfín de aventuras fuera de su hábitat, conociendo diferentes tipos de seres humanos, este hermoso perico de frente anaranjada, corona azul y alas azulinas, se verá ante la posibilidad de hacer algo muy importante por su comunidad y salvar a miles de loros de una amenaza terrible. El silencio de Orlando es una historia maravillosa, escrita de una manera fascinante, en la que los niños podrán descubrir que, para llegar a ser un héroe, primero es necesario hacer frente a todo tipo de adversidades, y que son justamente los problemas los que nos ayudan a crecer y prepararnos para poder hacer grandes cosas en la vida. Recomendable para niños de 10 años en adelante, especialmente si son tímidos, introvertidos o tienen poca confianza en sí mismos. Si te interesa este libro, puedes comprarlo aquí. Notas relacionadas Kitsu y el baku Escéptica ¿Podemos garantizar la felicidad de nuestros hijos…