¿Mi hijo me cuenta mentiras? (segunda parte)

¿Mi hijo me cuenta mentiras? (segunda parte)

Segunda parte de dos. Para leer la primera parte de este artículo da clic aquí. ¿Cómo saber si miente? Muchas veces resulta muy difícil para los papás saber si los niños están diciendo la verdad, sin embargo, hay que considerar lo siguiente: cuando dicen la verdad suelen estar relajados y sus expresiones faciales corresponden a ello. Cuando mienten, en cambio, su expresión facial puede reflejar ansiedad. Como papás debemos ser muy cuidadosos y observadores al momento de escuchar lo que dicen nuestros hijos. ¿Existen contradicciones en lo que dicen? ¿Tienen sentido sus palabras? ¿Es creíble lo que dicen? Si tu hijo está diciendo la verdad sus palabras no sonarán como si las hubiera ensayado, si lo que dice suena como si lo hubiera ensayado, es mejor que le hagas algunas preguntas para ver cómo reacciona. ¿Qué hacer si mi hijo miente? Antes que nada es importante averiguar por qué lo hace, así podríamos corregir algo en nosotros mismos que puediera estar influyendo en su comportamiento. Si la tendencia a mentir es algo excesivo, debemos considerar la opción de recurrir a un profesional para que analice a fondo el problema y pueda orientarnos en la forma de solucionarlo. El mismo Juan Pedro Valencia nos da las siguientes recomendaciones para evitar en lo posible las mentiras de nuestros hijos: Que nos vean

leer más

;

¿Mi hijo me cuenta mentiras? (primera parte)

¿Mi hijo me cuenta mentiras? (primera parte)

Todos los niños mienten, en algún momento dado, pero es importante entender por qué lo hacen y tomar las medidas pertinentes si esto empieza a convertirse en un problema. Como papás, nos gustaría que nuestros hijos no nos mintieran nunca, que tuvieran plena confianza en nosotros y hablaran siempre con la verdad. Para convertir esto en realidad, es fundamental inculcar en ellos algunos hábitos, además de actuar siempre con el ejemplo. Antes que nada, hay que entender que las mentiras son parte del desarrollo mental de un niño. Sin embargo, cuando se trata de un niño pequeño, hay que tomar en cuenta el siguiente riesgo: si se da cuenta de que alterando la realidad obtiene un beneficio aprenderá que las mentiras lo libran de sus responsabilidades, algo que, llegando a la adolescencia podría tener implicaciones mucho más serias, sin mencionar lo que ocurriría al llegar a la edad adulta. ¿Por qué mienten los niños? De acuerdo con el psicólogo infantil Juan Pedro Valencia, éstas son las razones por las que un niño cuenta mentiras, según su edad: Menos de 3 años En esta etapa los niños no mienten, aun cuando digan cosas que no son verdad, pues para ellos sí lo son y con eso les basta. Entre los 3 y los 5 años Las mentiras no son conscientes, sino parte

leer más

;

Menos castigos menos mentiras

Menos castigos menos mentiras

Para que tu hijo diga la verdad, es mejor no castigarlo ni amenazarlo cuando mienta. Esto fue lo que se descubrió en un experimento reciente, dirigido por la profesora Victoria Talwar, del Departamento de Educación y Asesoramiento Psicológico en la Universidad de McGill, en el que participaron 372 niños de entre 4 y 8 años. El experimento fue así: un investigador entró con cada niño a una habitación en la que había una cámara oculta. Le dijo que a sus espaldas había un juguete, pero no debía voltear durante el minuto que él estuviera afuera. Al regresar, los investigadores preguntaron a los niños si habían obedecido las instrucciones. Los resultados fueron los siguientes: poco más de dos tercios del total voltearon a ver el juguete (251 niños de los 372, es decir, un 67.5%), siendo los de mayor edad los que menos lo hicieron. Cuando se les preguntó si habían obedecido las instrucciones, 167 de los 251 niños que no hicieron caso dijeron que sí (lo que equivale al 66.5%). Lo que resultó más interesante para los investigadores fue que los niños mostraron menor propensión a decir la verdad cuando sentían miedo a ser castigados. En cambio, cuando se les pedía decir la verdad simplemente por complacer a los adultos, o porque eso era lo correcto, los niños se mostraron más

leer más

;