¿Cuándo empezar a aprender una segunda lengua?

¿Cuándo empezar a aprender una segunda lengua?

Aunque están recién nacidos, no cabe duda de que los bebés son unos lingüistas excepcionales. Y para muestra basta con observar la manera en que evoluciona el lenguaje en un niño de los 0 a los 36 meses. En solo tres años, el ser humano pasa del llanto como medio de comunicación a la construcción de frases casi perfectas. Es maravilloso ver a los niños en sus primeros años cometer errores como “he abrido la puerta”. Lo que a simple vista puede parecer un simple error ocasionado por el desconocimiento, para mí goza de un gran valor, pues muestra la capacidad de un niño para interiorizar las reglas de su lengua; en este caso, cómo construir el participio de un verbo de la 3ª conjugación. Este ejemplo demuestra que es a esa temprana edad cuando sus cabecitas están más abiertas a la adquisición de cualquier lengua; de hecho, es como si el cerebro del niño fuera una computadora que va almacenando información al recopilar estadísticas sobre cuándo y cómo se utilizan las palabras y de cómo éstas se combinan entre ellas para poder construir frases correctas que permitan la comunicación. Todo este proceso es aplicable a una segunda lengua, y empezando desde temprano el niño va a integrarla de manera natural, aprovechando todos los recursos que utiliza para aprender su

leer más

;

Mi hijo dice groserías

Mi hijo dice groserías

Por Patricia de la Fuente Como padres es importante estar conscientes de que los niños aprenden imitando a las personas que los rodean, es decir, papás, hermanos, abuelos, principalmente. Aprender a hablar, por ejemplo, depende en cierta medida de los estímulos externos que reciba el pequeño. Si los papás, hermanos o maestros verbalizan cada acción que realicen, el niño empezará hacer conexiones y a descubrir la utilidad de las palabras para comunicarse. Durante los primeros cinco años, los niños son capaces de expresarse verbalmente para externar estados de ánimo y necesidades. Las palabras nuevas que aprenda estarán moldeadas en gran medida por el entorno en el que se desarrolle durante esta etapa. El vocabulario que usamos en casa y en cualquier otro lugar al que vayamos con ellos será el modelo de lenguaje que sigan nuestros hijos. En este sentido, al principio podrá parecer “gracioso” que el niño diga groserías, pero es fundamental que aprenda a expresarse de manera respetuosa hacia los demás desde pequeño. Estos son algunos puntos a tomar en cuenta para cuidar el vocabulario de tus hijos: 1. A los 5 años, los niños desarrollan en mayor medida su lenguaje, y es probable que durante este periodo incluyan groserías en su vocabulario. En la mayoría de los casos, utilizan dichas expresiones sin entender su significado. Como padres

leer más

;

Jugar para aprender

Jugar para aprender

Jugar es una actividad clave en el desarrollo de cualquier niño, pues no solo encuentra diversión en ella, sino una oportunidad de expresar sus emociones, de aprender a hacer estratégicas y respetar reglas, y de iniciar y fortalecer relaciones, entre muchas otras cosas. Por eso es que debemos reconocer la importancia de jugar para aprender. A los niños les gusta jugar porque es divertido, por supuesto, pero al participar en el juego los niños desarrollan un sinfín de aptitudes para la vida, aunque lo hagan sin darse cuenta. Ten presente que cuando tu niño juega, prácticamente a cualquier cosa, está desarrollando habilidades del lenguaje, sociales, coordinación física, madurez emocional y la capacidad de explorar. Por otro lado, para ti como papá es una gran oportunidad de observar su conducta mientras eres parte de sus actividades, lo que significa que puedes obtener información muy valiosa sobre los sentimientos, percepciones y forma de pensar de tu hijo. Estas son algunas de las habilidades que tu hijo desarrolla al jugar: De lenguaje Mientras juegan, los niños de 0 a 3 años empiezan a balbucear y gesticular. Después, poco a poco, comienzan a usar palabras para comunicarse. Los niños entre 3 y 5 años de edad aprovechan el juego para utilizar las palabras que conocen y para aprender nuevas. Para socializar Jugando, los niños también incrementan

leer más

;

Saca la lengua para concentrarte

Saca la lengua para concentrarte

La revista Cognition publicó recientemente una nota sobre los resultados de un curioso estudio sobre las razones por las que un niño saca la lengua mientras realiza ciertas actividades que requieran de su concentración. Los investigadores grabaron en video a niños de cuatro años de edad mientras realizaban una serie de actividades que involucraban diferentes niveles de motricidad, poniendo atención en la frecuencia con que sacaban la lengua durante los ejercicios. Después de esta observación, los especialistas descubrieron lo siguiente: cuando más sacaron la lengua los niños fue mientras ejecutaban actividades que requerían más movimiento y no tanta precisión. De acuerdo con los investigadores, la explicación de esta conducta está en que los movimientos son componentes básicos del sistema de comunicación y refleja que existe una importante relación del lenguaje con la motricidad. Por otro lado, observaron que era más frecuente que los niños sacaran la lengua por la comisura derecha de la boca, es decir, el lado controlado por el hemisferio izquierdo del cerebro, que es dominante en el lenguaje en personas diestras, como era el caso de todos los niños que participaron en el estudio. Ahora bien, si sacar la lengua mientras realizamos actividades motrices es parte del lenguaje, ¿por qué los adultos no lo hacemos? Para obtener la respuesta, basta imaginar las reacciones de la gente a

leer más

;