¿Realmente pueden ser divertidas las matemáticas?

¿Realmente pueden ser divertidas las matemáticas?

Para un niño, desarrollar habilidades numéricas desde pequeño es clave para que en el futuro pueda comprender problemas matemáticos de mayor complejidad y tener un buen rendimiento académico. Por eso es muy importante ayudarles a nuestros hijos a familiarizarse con los números desde pequeños, y qué mejor que hacerlo desde la perspectiva del juego. Toma en cuenta estas recomendaciones para, según la edad de tu hijo, ayudarle a desarrollar sus habilidades numéricas.     Reconocer los números y leerlos en voz alta Para hacer operaciones matemáticas es básico que los niños reconozcan las cantidades (unidades, decenas y centenas). Un ejercicio fundamental es pedirles que lean las cantidades en voz alta, por ejemplo, el precio de alguna prenda de vestir, el número exterior de una casa o las placas de los coches. Juegos de cartas Los juegos de cartas con números son muy útiles para entender el concepto “mayor que… menor que”, así como para dominar el conteo del 1 al 10. Un buen ejemplo de este tipo de juegos es el Uno, que puede ser divertido, aun sin seguir las reglas como las conocemos. Por ejemplo, puedes decirle a tu hijo que ordene las cartas por colores, de mayor a menor o viceversa. También puedes diseñar tus propias cartas con los símbolos + y -, para luego pedirle que haga algunas

leer más

;

¿Por qué a mi hijo le gusta disfrazarse?

¿Por qué a mi hijo le gusta disfrazarse?

A Ricardo le gusta disfrazarse de futbolista y usa su traje hasta dormido. A su hermano Diego le gusta cantar, bailar y usar ropa colorida, imitando a sus cantantes favoritos. Lo que más le gusta a Sergio es correr y jugar a cualquier cosa con el traje de su superhéroe favorito. Esto es un ejemplo de las diferentes preferencias de los niños y el gusto que tienen por los disfraces. Debajo de las plumas, los trajes y los juegos hay un fondo importante que puedes analizar para ayudar a los niños en su desarrollo. Además de ser una fuente de diversión, los juegos que involucran trajes divertidos muestran sus gustos y pueden enseñarle habilidades que van a aprovechar durante toda su vida. Esto fortalece su lenguaje, sus habilidades sociales y de resolución de problemas. También los invita a practicar actividades físicas saludables, como correr o saltar, y les ayuda a comprender la exploración de temas como la equidad, el bien y el mal. ¿Por qué les gusta tanto disfrazarse? Desde los 3 hasta los 6 años el mundo de los niños gira alrededor de la fantasía y la imaginación, este juego les permite hacer una mezcla con la realidad Además de ser divertido, es una forma de expresar sus sentimientos Les da la oportunidad de convertirse en la persona que más quieran Al convertirse en un

leer más

;

La imaginación de los niños

La imaginación de los niños

Tu bebé nació con más o menos 100 millones de células en el cerebro. Eso en sí ya es sorprendente, pero lo que está pasando ahora con tu hijo es todavía más impresionante: cada una de esas células está enviando y recibiendo impulsos eléctricos que crean conexiones. La repetición convierte estas conexiones en las redes que le permitirán pensar y aprender. Para su tercer cumpleaños, su cerebro habrá formado alrededor de 1,000 trillones de conexiones, mismas que utilizará el resto de su vida. Ahora bien, si una conexión se usa continuamente se fortalece y puede durar para siempre; si no es así, la conexión se debilita y podría no sobrevivir. Es por ello que los expertos ponen tanto énfasis en los primeros tres años del niño. Todo lo que hagas con tu bebé: leer, cantar, jugar, comer o caminar le va a ayudar a desarrollar su cerebro. A medida que lo expones a nuevas imágenes, sonidos y sensaciones, estás abriendo su mente a mayores horizontes. De igual manera, cuando usas tu propia imaginación y lo estimulas a que él también lo haga, ayudas a que su cerebro forme “conexiones de imaginación” propias. Cómo trabaja la imaginación de los niños pequeños Si tu hijo apenas está aprendiendo a hablar, tal vez sea difícil saber qué está pensando, sin embargo, puedes ver cómo trabaja su

leer más

;

Jugar para aprender

Jugar para aprender

Jugar es una actividad clave en el desarrollo de cualquier niño, pues no solo encuentra diversión en ella, sino una oportunidad de expresar sus emociones, de aprender a hacer estratégicas y respetar reglas, y de iniciar y fortalecer relaciones, entre muchas otras cosas. Por eso es que debemos reconocer la importancia de jugar para aprender. A los niños les gusta jugar porque es divertido, por supuesto, pero al participar en el juego los niños desarrollan un sinfín de aptitudes para la vida, aunque lo hagan sin darse cuenta. Ten presente que cuando tu niño juega, prácticamente a cualquier cosa, está desarrollando habilidades del lenguaje, sociales, coordinación física, madurez emocional y la capacidad de explorar. Por otro lado, para ti como papá es una gran oportunidad de observar su conducta mientras eres parte de sus actividades, lo que significa que puedes obtener información muy valiosa sobre los sentimientos, percepciones y forma de pensar de tu hijo. Estas son algunas de las habilidades que tu hijo desarrolla al jugar: De lenguaje Mientras juegan, los niños de 0 a 3 años empiezan a balbucear y gesticular. Después, poco a poco, comienzan a usar palabras para comunicarse. Los niños entre 3 y 5 años de edad aprovechan el juego para utilizar las palabras que conocen y para aprender nuevas. Para socializar Jugando, los niños también incrementan

leer más

;

7 acciones clave para la felicidad de nuestros hijos

7 acciones clave para la felicidad de nuestros hijos

Katie Hurley, escritora y psicoterapeuta de niños y adolescentes, colaboradora en Practical Parenting, Moonfrye, Clomid and Cabernet y allParenting, identifica 7 acciones clave para la felicidad de nuestros hijos que queremos compartir con ustedes. Establece (y respeta) una hora para comer Puede no parecer tan importante a simple vista, pero cuando un niño tiene hambre y no puede hacer nada para saciarla, puede llegar a sentirse muy mal y reflejarlo en su conducta. Las rutinas hacen que los niños se sientan seguros y tranquilos. Además, mantener un ritmo en sus comidas es importante para su desarrollo. Ayúdalo a que duerma bien Como papás puede ser que nos guste desvelarnos. Tal vez tengamos esa costumbre desde tiempo atrás, incluso. Sin embargo, es muy importante respetar los ciclos de sueño de nuestros hijos, ya que ellos necesitan descansar en forma adecuada y contar con la energía necesaria para tener un buen rendimiento escolar y llevar a cabo sus demás actividades. Que tus hijos duerman bien o no es determinante en el humor de toda la familia. Fomenta el juego creativo y espontáneo Los niños siempre se han caracterizado por su imaginación y gran capacidad de asombro. Esto les permite convertir un sillón en una nave espacial cuando se trata de divertirse. Favorece en tus hijos estas virtudes, comunes a todos los niños, dejándolo resolver por sí

leer más

;