Problemas de aprendizaje

Problemas de aprendizaje

Tu hijo come de todo, es inteligente, simpático, tiene salud y es bueno en todos los aspectos, hasta que empieza a ir a la escuela y, de repente, sin saber por qué, comienza a tener problemas. No tiene dificultades para adaptarse ni para portarse bien, su problema es simplemente para aprender. Esto no le impide seguir siendo el niño más maravilloso del mundo, pero el problema por el que atraviesa no es poca cosa y es muy importante que lo ayudes. Cómo afectan los problemas de aprendizaje Un niño con problemas de aprendizaje puede enfrentar dificultades para leer, para aprender ortografía, para escuchar con atención, para expresarse, para entender conceptos y para hacer operaciones matemáticas. Ojo: tener problemas de aprendizaje no significa tener todas estas dificultades. Las áreas de conflicto varían para cada niño. Tampoco quiere decir que los niños con problemas de aprendizaje sean flojos o vagos. Lo que ocurre es que sus cerebros procesan la información de distinta forma. Por lo general, los problemas se empiezan a identificar cuando los niños empiezan a ir a la escuela. Cuando las dificultades para aprender se vuelven una constante es importante solicitar una evaluación por parte del colegio para confirmar si el niño tiene o no un problema de aprendizaje. Generalmente, cuando un niño presenta algún problema de aprendizaje responde a algunas de las siguientes características:

leer más

;

Medicamentos: ¿única opción contra el TDAH?

Medicamentos: ¿única opción contra el TDAH?

De acuerdo con Marilyn Wedge, terapeuta familiar estadounidense y doctora en Psicología, en Estados Unidos los psiquiatras consideran al TDAH como un trastorno biológico, con causas biológicas, por lo que se siguen tratamientos también biológicos, es decir, medicamentos psicoestimulantes como Ritalin o Adderall. En contraste, “los psiquiatras franceses ven el TDAH como una condición médica que tiene causas psicosociales y situacionales”, y en vez de tratar los problemas de comportamiento con medicamentos, se centran en el contexto social del niño y recurren a la psicoterapia o terapia familiar. “Ésta es una manera de ver las cosas muy diferente a la tendencia estadounidense de atribuir los síntomas a una disfunción biológica, como un desequilibrio químico en el cerebro del niño”. Wedge añade que en Francia casi no se utiliza el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM). La Federación Francesa de Psiquiatría ha desarrollado un sistema de clasificación alternativo llamado CFTMEA (Classification Française des Troubles Mentaux de L’Enfant et de L’Adolescent), lanzado en 1983 y actualizado en 1988 y 2000. Este sistema toma en cuenta factores como la alimentación, pues ciertos colorantes artificiales, así como algunos conservadores pueden afectar la conducta de los menores. “En Estados Unidos, el enfoque estricto sobre el tratamiento farmacéutico del TDAH, anima a los médicos a pasar por alto la influencia de factores dietéticos sobre el comportamiento de

leer más

;

¿Existe o no el TDAH?

La directora de Psicología para Niños responde a esta pregunta en una entrevista que le hicieron para la elaboración de un documental de la PROFECO. Para ver la segunda parte de este documental da clic aquí. Notas relacionadas Masturbación en niños… como hurgarse la nariz Cómo actuar ante los juegos sexuales de nuestros h… Lactancia materna, alimento emocional