Evita las peleas entre hermanos

Evita las peleas entre hermanos

Un hermano es un regalo especial que generalmente no se aprecia durante la infancia. Aunque muchas veces son excelentes compañeros de juego, cómplices de travesuras y, ya mayores, mejores amigos y confidentes, las peleas entre hermanos son lo más común que existe. Sin embargo, es importante que como papá reconozcas la personalidad de cada hijo, sus sentimientos y necesidades, y que sepas cómo disipar los conflictos para que toda la familia esté contenta y sana. Entiende por qué se pelean Los hermanos se pelean por diferentes motivos. Es posible que estén buscando llamar tu atención o diferenciarse y separarse uno de otro. A los niños mayores no les gusta que los vean como los responsables, y a los niños menores no les gusta que los comparen con su hermano mayor. Es posible que cada uno esté tratando de expresar estos sentimientos descargando su frustración con el otro. Pon reglas básicas Si bien algunos niños necesitan discutir y resolver sus diferencias, es importante que lo hagan de manera segura y sana. Aunque debes intentar no intervenir demasiado, tus hijos deben saber qué está permitido y qué no. Por ejemplo, bajo ninguna circunstancia pueden pegarse para resolver sus diferencias, o no deben discutir en el auto porque pueden distraer al conductor. Enséñales a relacionarse positivamente Lo principal para disminuir las peleas entre tus

leer más

;

Los hermanos de niños especiales tienen sus propias necesidades

Los hermanos de niños especiales tienen sus propias necesidades

Crecer como hermana o hermano de alguien con una discapacidad puede ser estresante, solitario y a veces parecer injusto. Sin embargo, dependiendo de cómo los padres manejan la situación puede ser una fuente de inspiración y motivación. Por fortuna, los hermanos de niños con necesidades especiales ocupan cada vez más la atención de las familias y los profesionales. Se trata, sin duda, de un segmento muy especial de la población. Los hermanos de niños con discapacidades tienen en común muchos sentimientos, preocupaciones y experiencias que contar. Las investigaciones realizadas en la última década indican que, contrario a la idea bastante aceptada de que crecer con un niño especial pudiera causar el que los hermanos desarrollen problemas psicológicos o sociales, ahora se ha comprobado que más bien muy a menudo estos niños muestran un alto nivel de aceptación y su comportamiento adulto es muy bueno. La fortaleza de la relación Los hermanos y hermanas siempre juegan papeles importantes en todos los aspectos y en el desarrollo mutuo. Las experiencias con los sentimientos y comportamientos positivos y negativos son una realidad en toda relación entre hermanos. A través de interacciones, los hermanos se enseñan habilidades mutuamente y ésta es la base para que los niños desarrollen su aprendizaje posterior y su personalidad. Cuando piensan en los hermanos de niños con necesidades especiales,

leer más

;

Evita los celos entre hermanos

Evita los celos entre hermanos

Que un niño sienta celos significa que tiene miedo a perder o a ver reducido el cariño que sienten por él. Por tal razón, habrá un momento de su vida en que sienta celos hacia su papá, pues le gustaría que su mamá solo tuviera ojos para él. Otra situación en la que es común que un niño sienta celos es ante el nacimiento de un nuevo hermano, ya que el más pequeño acaparará la atención de sus padres durante sus primeros meses de su vida, y aunque esto se irá equilibrando con el tiempo, la atención que antes ponían en el mayor nunca volverá a ser igual. Cómo evitar los celos entre hermanos Aunque sentir celos es una reacción natural y se presentan en los niños independientemente de la edad, como padres debemos preparar a nuestros hijos mayores para la llegada del bebé. Ante todo, es importante que fomentemos su autoestima y los hagamos partícipes de todo lo relacionado con la llegada de ese nuevo miembro de la familia. Debemos actuar con cariño, aunque con firmeza y sin perder de vista nuestros criterios educativos. Si durante esta etapa de celos, los padres siguen dedicando tiempo de calidad a su hijo mayor, y le ofrecen el mismo cariño que le demostraban antes de nacer el bebé, esos sentimientos no tardarán en desaparecer. Pautas para prevenir

leer más

;

La personalidad de cada hijo según el orden en que nació

La personalidad de cada hijo según el orden en que nació

Supón que estás a punto de salir de viaje con tus hermanos… ¿con cuál de estos escenarios te sientes más identificado? Llevas semanas planeándolo: hiciste reservaciones en hoteles y restaurantes, llevaste el auto al taller, compraste un mapa de las carreteras y elaboraste una lista de lo que no puede faltar en el viaje. Has corrido todo el día intentando no dejar cosas pendientes para poder irte tranquilo. Desde muy temprano traes en la camisa una mancha de café que te echaste encima debido a las prisas. A última hora recuerdas que el auto trae poca gasolina… no importa, podrás cargar el tanque ya de salida. La idea de un viaje familiar te parece divertida. Nunca sueles planear mucho las cosas y este viaje no es la excepción. Como siempre, serás quien más aporte haga bromas y reviva anécdotas. Por la comida para el camino ni te preocupas, saber que tu hermano mayor llevará algo para todos. Si la opción que te parece más familiar es la primera, es muy probable que seas el mayor. Si sientes una mayor identificación con la segunda, bien podrías ser el de en medio. Pero si la tercera descripción es la que mejor va contigo, todo apunta a que eres el menor. La personalidad de cada hijo De acuerdo con algunas investigaciones, ser el primero,

leer más

;

Nuevo hermano en casa

Nuevo hermano en casa

La mayoría de las veces, la llegada de un hermanito genera en el pequeño sentimientos encontrados: desde alegría y emoción por tener con quién jugar, hasta sentir enojo y rechazo por él, ya que tendrá que compartir sus cosas y, sobre todo, la atención de sus papás. Ten en cuenta que son sentimientos y emociones que tu hijo aún no logra identificar ni expresar de manera adecuada, por lo que podría empezar a mostrarse berrinchudo, desobediente, triste o regresar a tener conductas que ya había superado, como chuparse el dedo, querer mamila o pedir que le hagas todo. Ante ello, respira y recuerda que tanto tú como él/ella están pasando por un periodo difícil de adaptación al cambio por la llegada de un nuevo integrante. Para empezar, ayúdale a reconocer sus sentimientos con preguntas como “¿Qué es lo que te molesta de tu hermanito? ¿Te enoja que llore demasiado? ¿Te enoja que tengamos que estarlo atendiendo?” Por otro lado, es importante que reconozcas y valides sus sentimientos diciéndole cosas como: “Entiendo que te moleste oírlo llorar todo el día, pero él aún no puede hablar como tú y esa es la forma en que él se comunica y nos hace saber que algo le pasa o necesita”. Date tiempo para estar solo con él para evitar que se sienta desplazado o

leer más

;