¿Qué es el método Montessori y por qué es tan famoso?

¿Qué es el método Montessori y por qué es tan famoso?

Todos sabemos que existe un método conocido como “Montessori”, y que hay escuelas que lo adoptan en menor o mayor medida. Sin embargo, pocos saben realmente en qué consiste y por qué podría ser una buena opción en la educación de los hijos. Para que conozcas un poco más sobre esta filosofía, te compartimos estos once puntos esenciales, de acuerdo con una mamá Montessori.    1. Se basa en las enseñanzas de María Montessori (1870-1952) Médica, profesora, filósofa y antropóloga, tenía una visión claramente progresista sobre la infancia, lo que la hace destacar como una mujer adelantada a su tiempo. Por lo mismo, sus libros siguen vigentes y tienen una gran relevancia hasta nuestros días. Si quieres leer algo sobre ella, aquí puedes descargar El niño: el secreto de la infancia, una buena lectura para empezar a conocer su filosofía. 2. Parte de respetar el ritmo de aprendizaje y desarrollo de cada niño De acuerdo con la filosofía Montessori, cada niño tiene diferentes necesidades y habilidades, independientemente de su edad. Los maestros y papás Montessori estudian la teoría del desarrollo infantil (por ejemplo, períodos sensibles) y se aseguran de que en casa o en el aula existan actividades y expectativas acordes a su nivel de desarrollo. 3. Hay mucha observación Para María Montessori, un niño tiene mucho que enseñarnos sobre los procesos de

leer más

;

Creer que tus hijos son perfectos, y otros errores comunes en la paternidad

Creer que tus hijos son perfectos, y otros errores comunes en la paternidad

1. Vivir a través de nuestros hijos Es común que los padres nos sintamos orgullosos de nuestros hijos, e incluso que nos den más felicidad sus logros que los propios. Sin embargo, hay que tener en cuenta que si nos involucramos demasiado en sus vidas podrá llegar un momento en que nos resulte complicado ver dónde acaban ellos y dónde empezamos nosotros. Si nuestros hijos se convierten en una extensión de nosotros, podríamos empezar a verlos como una segunda oportunidad y esto sería un error grave, ya que no se trata de nuestra autorrealización sino de la suya.  2. Creer que nuestros hijos son perfectos Algo que oigo frecuentemente de profesionales que trabajan con niños (orientadores o maestros) es que los padres de hoy no quieren oír nada negativo sobre sus hijos. La verdad a veces duele, pero solo cuando escuchamos con la mente y el corazón abiertos estamos en posibilidad de actuar antes de que la situación se nos vaya de las manos. Una psiquiatra del centro médico Children’s of Alabama me contó que es mucho más fácil solucionar cualquier situación en niños que en adultos, ya que cuando el problema persiste por años se incorpora como parte de la identidad de la persona. 3. Tratar de ser el mejor amigo de nuestro hijo Como todo mundo, quiero que

leer más

;

Mantén una buena comunicación con los papás de tus alumnos

Mantén una buena comunicación con los papás de tus alumnos

Xóchitl González Muñoz En Psicología para Niños siempre hemos tenido claro que para ayudar a un paciente, es fundamental contar con el apoyo, no solo de los papás, sino de sus maestros y de los directivos del colegio. Partiendo de que la escuela es una segunda casa para los niños, nos parece indispensable tomarlos en cuenta y hacer entre todos una auténtica red de apoyo.  Bajo esta lógica, siempre hemos sido muy enfáticos al hablar de la importancia de que siempre exista una buena comunicación entre maestros y padres de familia: continua, libre de prejuicios, transparente y lo más saludable posible. Por eso hemos estado recomendando Kidizz, una excelente herramienta para mejorar la comunicación entre papás y maestros, que ha obtenido muy buenos resultados en Europa –la plataforma fue creada en Francia– y hace apenas unos meses llegó a Latinoamérica. Además de ser segura y muy fácil de usar, Kidizz ofrece la posibilidad de compartir imágenes, documentos, videos y calendarios de manera instantánea. Visita kidizz.com para saber más sobre los beneficios de esta plataforma. O, ¡mejor aún! Llena este sencillo formulario (clic aquí) para que alguien de Kidizz se ponga en contacto con los directivos del colegio o jardín de niños en el que trabajas (o al que asiste tu hijo) en las próximas 24 horas. Kidizz ofrece un mes de prueba sin costo para

leer más

;

Educar es difícil, que nadie te diga lo contrario

Educar es difícil, que nadie te diga lo contrario

Educar es difícil, sí, sobre todo si quieres educar bien. Es fácil equivocarse, perder la paciencia o ser víctimas de un mal día. No es fácil estar siempre lleno de energía positiva, y esas fotos tan bonitas que vemos en las revistas de maternidad no tienen nada que ver con lo que ocurre en nuestra casa ¿estás de acuerdo? Que nadie te engañe con esas fotos maravillosas de familias blancas viviendo en constante armonía. La realidad es otra, lo sabemos bien. La realidad del día a día es distinta, los niños no obedecen a la primera, no se comen las verduras que les preparas y convencerlos de que se vayan a la cama a veces es todo un reto. Educar es difícil y exige que estés ahí, a su lado, para guiarlos y acotar lo que pueden o no hacer durante los primeros años. Es de este modo como asentamos los cimientos de unos buenos valores que les acompañarán de por vida. Educar es difícil porque en más de una ocasión tus hijos te retarán y buscarán sobrepasar los límites que les marcas y saltarse las normas establecidas. Es parte de su crecimiento, deben hacerlo. A ti te toca mantenerte en tu rol de madre o padre y saber que lo que haces está bien por más que te cuestiones a diario si eres

leer más

;

Todo mundo me quiere decir cómo ser mamá

Todo mundo me quiere decir cómo ser mamá

Xóchitl González Hace unas semanas recibí en el consultorio a una mamá desesperada y muy confundida respecto a los pasos que tenía que seguir para llegar a ser la mejor madre posible para sus hijos. Se quejaba, entre otras cosas, de que hubiera tanta gente a su alrededor queriendo interferir en la manera en que llevaba su maternidad: su suegra, su mamá, sus tías, sus amigas, una prima, una vecina… y para colmo, me decía, ¡tantas cosas que lee una en internet!   Curiosamente, no es la primera mamá que me dice algo similar; o ni tan curioso, porque es cierto: existe tanta información sobre cómo criar a un hijo, que si haces caso a todo lo que lees o escuchas, lo más probable es que termines sin saber qué hacer, incluso más confundida que antes de empezar a poner atención en todo lo que dice la gente. Lo que suelo responder a las mamás que me piden ayuda ante esta situación puede resumirse en lo siguiente: Toma las cosas de quien vienen Mucha gente cree que si algo aparece publicado en internet debe darlo por cierto, y esto un gran error. Esto aplica igual con cualquier tema, por supuesto, pero hablando específicamente sobre aspectos relacionados con la crianza, llama la atención la cantidad de mamás blogueras que han surgido

leer más

;