¿Cómo responder a esas “incómodas” preguntas sobre sexualidad?

¿Cómo responder a esas “incómodas” preguntas sobre sexualidad?

Patricia de la Fuente A partir de los tres años, los niños empiezan a preguntarse de dónde vienen y cómo nacen los bebés. También empiezan a ser conscientes de las diferencias entre niños y niñas. Así es como surgen los primeros cuestionamientos sobre sexualidad. En la mayoría de los casos, los papás no estamos preparados para aclarar estas dudas. No contamos con la información suficiente para saber qué y cómo responder según su edad pero, sobre todo, para responder con la actitud adecuada. Quisiéramos enfrentar sus cuestionamientos con la misma naturalidad que ellos las expresan, sin embargo, generalmente lo que transmitimos es el miedo a no dar la información correcta y a desarrollar en ellos actitudes negativas hacia la sexualidad. La educación sexual de nuestros hijos empieza con cuestionarnos a nosotros mismos cuál fue nuestra propia formación en ese tema, cuál fue nuestra experiencia en relación con la información que nos fue dada, y cómo estos dos factores han afectado nuestro propio desarrollo en esta área. Es necesario tomar en cuenta que la época que viven nuestros hijos no es la misma en la que se desarrolló nuestra infancia. Hoy en día, por ejemplo, debemos estar preparados para explicar sobre los diferentes tipos de familia que existen, revisando y definiendo cuáles son los conceptos que queremos transmitir a nuestros hijos

leer más

;

El difícil tema del sexo en nuestros hijos

El difícil tema del sexo en nuestros hijos

Xóchitl González Muñoz Llevo casi 15 años desempeñándome como psicóloga infantil y, junto con el tema de los berrinches y la conducta en general, el del sexo es uno de los que más inquietudes generan en los papás. Y es que, para muchos, éste sigue siendo un tema tabú sobre el que les da pena hablar. Éstas son algunas de las preguntas sobre sexualidad que con mayor frecuencia me han venido haciendo los papás: ¿Cuándo y cómo debo empezar a hablar sobre sexo con mi hijo? Generalmente, mi respuesta va en el sentido de que siempre será buen momento para hablar sobre este tema, sobre todo si entendemos que la sexualidad no solo está en los genitales, ni siquiera en el cuerpo, sino en la manera en que nos sentimos siendo hombres o mujeres, y en la manera en que nos comportamos desde nuestra feminidad o masculinidad. Cuando papá o mamá hablan con su hijo sobre cómo se sienten portando cierta ropa o utilizando determinado juguete, por mencionar solo un par de ejemplos, están, de alguna manera, hablando sobre asuntos relacionados con su sexualidad. Entender el tema con tal amplitud puede ser más importante de lo que parece si intentamos ser una buena guía para nuestros hijos en lo que a educación sexual se refiere, ya que hablar sobre sexo con

leer más

;

Una nueva educación sexual

Ana Isabel Hernández Entre muchos otros temas actuales, me importa muchísimo el de los nuevos manuales de sexualidad que supuestamente va a repartir la SEP en todo el país para el próximo ciclo escolar en los niveles de educación básica, prometiendo una nueva educación sexual en México, aunque ya se han desatado varias manifestaciones de rechazo en muchos estados. Y me interesa especialmente porque he tenido oportunidad de leer varios comentarios hechos por padres de familia, tanto en redes sociales como en distintas páginas de internet, que me han sorprendido enormemente porque ha sido como quitar una enorme piedra donde se escondían miles de hormigas: las hormigas del miedo. Parece que, lamentablemente, aún no estamos listos, ni papás ni maestros, para hablar sobre sexualidad con los niños. Independientemente de que los libros vengan de Suiza, España o Finlandia (donde hay, definitivamente, una mejor educación sexual que en México), los mexicanos no estamos listos para dar este importante paso. Mi intención por ahora no es defender ni atacar dichos manuales, sino hablar sobre lo que nos toca como padres y maestros, y sobre la necesidad urgente, no de levantarnos en armas en contra de unos libros o de quienes lo promueven, sino a favor de nuestros hijos. En el mundo están pasando cosas serias: la violencia de género ha llegado a

leer más

;

¿Cómo y cuándo hablar sobre sexo con tus hijos?

¿Cómo y cuándo hablar sobre sexo con tus hijos?

Empecemos respondiendo con franqueza la siguiente pregunta: hoy en día, ¿podemos hablar abiertamente sobre sexualidad con nuestra pareja? ¿Con nuestros padres? Y sobre todo: ¿con nuestros hijos? Habrá quien diga que sí, y de verdad lo haga pero ¿qué ocurre con los demás? Si tomáramos un universo de… digamos 100 personas, ¿cuántas de ellas podrían hablar de sexualidad abiertamente con sus hijos y cuántas no? La realidad es que, para muchos, hablar sobre sexo sigue siendo un tabú; un tema sobre el que da pena hablar. Y aunque nuestra relación con la sexualidad ha evolucionado en muchos aspectos –a diferencia de lo que ocurría hace unos años, hoy podemos ver escenas e imágenes sexuales más explícitas en la televisión, el cine y la publicidad–, el tema, en casa, sigue causando cierto resquemor.   Entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México encabeza la lista de mayor índice de embarazos, con 64 por cada 1,000 adolescentes. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ubica a México en los primeros lugares de embarazos adolescentes –de 15 a 19 años de edad– cuando se compara con las naciones de igual nivel de desarrollo, por arriba de los ocurridos en Chile, Costa Rica, Uruguay y Perú. Una posible respuesta es que, aun cuando cada vez se difunde más información,

leer más

;