¿Problemas con las matemáticas?

¿Problemas con las matemáticas?

Así como los especialistas del lenguaje denominan “dislexia” a la dificultad en el aprendizaje de la lectura y escritura, asociada a trastornos de coordinación motora o de atención, los especialistas en el área del aprendizaje matemático utilizamos el término “discalculia” para referirnos a la dificultad que padecen algunas personas para realizar operaciones aritméticas.  Aunque sobre la discalculia no se habla tanto como se habla sobre la dislexia, muchos investigadores han encontrado que se trata de una condición cerebral (relacionada con la dislexia, TDAH, ansiedad matemática y lesiones cerebrales de nacimiento) que se presenta casi con la misma frecuencia que la primera.  La discalculia tiende a ser más evidente conforme el niño crece y empieza a provocar otro tipo de situaciones, como frustración, enojo, ansiedad y baja autoestima. Por eso es importante que papá y mamá abran bien los ojos y ayuden a su hijo detectando cualquiera de los siguientes puntos para poder ayudarlos lo antes posible: Se esfuerza demasiado para aprender y memorizar datos numéricos básicos, como la secuencia de los números y las tablas de multiplicar  Pueden identificar qué hacer en la clase de matemáticas pero no sabe cómo hacerlo Se siente inseguro al aplicar su conocimiento para resolver problemas  No puede entender que, en “dos manzanas”, el número es el mismo que en “dos plátanos” Tiene problemas para recordar y contar los números, reconocer

leer más

;

¿Menos días a la escuela?

¿Menos días a la escuela?

Cuando queremos aprender algo, lo que sea, es necesario que le dediquemos tiempo y empeño. Siempre hemos sabido que los buenos resultados se logran a través de la constancia y trabajo continuo. Sin embargo, también es importante reconocer que en ciertas ocasiones, menos es más. Un estudio realizado en las universidades de Georgia State y Montana State reveló que disminuir de cinco a cuatro los días en que los niños de primaria asisten a la escuela tendría un impacto positivo en su rendimiento académico, especialmente en habilidades matemáticas. Para llegar a esta conclusión, los investigadores formaron dos grupos: en el primero, los niños solo asistieron a la escuela cuatro días a la semana, aunque en total cumplían con las mismas horas de clase que los niños del segundo grupo, quienes asistieron a clase de lunes a viernes. Estadísticamente, los investigadores reportaron que los niños del grupo 1 tuvieron puntajes significativamente mejores en el área de matemáticas, sin afectar sus puntajes de lectura. Pero… ¿por qué asistir un día menos a la escuela podría ser más benéfico? Una posible explicación es que el hecho de acortar los días ayuda a que los niños tengan jornadas más largas (para cumplir con el total de horas), permitiendo que los profesores tengan el tiempo suficiente para explicar el tema de manera didáctica y divertida. Por

leer más

;

Trastornos de aprendizaje

Trastornos de aprendizaje

De acuerdo con la Asociación Americana de Trastornos del Aprendizaje, 2.4 millones de estudiantes son diagnosticados con problemas de aprendizaje, y cerca del 41% recibe educación especializada. Existen varios trastornos de aprendizaje distintos, como la discalculia (que afecta la capacidad de realizar cálculos), digrafía (que dificulta la escritura), dislexia (que provoca problemas en la lectura) y algunas fallas en el procesamiento del habla (que afecta la capacidad de comprensión). Para saber si un niño tiene algún trastorno del aprendizaje es necesario recabar mucha información, tanto en casa como en la escuela, e identificar algunas variables. Algunos síntomas comunes son: Dificultad para seguir instrucciones Problemas para habituarse a una rutina Dificultades para realizar su tarea Fallas en la asociación de las letras con su sonido Problemas para aprenderse los números, el abecedario, los días de la semana, etcétera. También es común que eviten a toda costa afrontar el tipo de tareas que más trabajo les cuesta. ¿Qué hacer si tu hijo tiene un problema de aprendizaje? Antes que nada, es importante dejar en claro que no hay manera de erradicar estos trastornos; es decir, no tienen cura y no existen remedios mágicos contra ellos. Lo que sí se puede hacer es brindarles a los niños algunas estrategias para adaptarse a sus circunstancias y cumplir con las demandas cotidianas sin sentirse limitados

leer más

;

Ayúdale a tener éxito en la escuela

Ayúdale a tener éxito en la escuela

Xóchitl González Muñoz Estar frente a un nuevo ciclo nos da la oportunidad de analizar lo que nos ha dado resultado y lo que podemos mejorar. Para los niños, el regreso a clases es algo muy importante, pues tiene un impacto emocional muy fuerte en ellos, mismo que podemos aprovechar para motivarlos y ayudarlos a plantearse objetivos que los lleven a ser mejores estudiantes y, sobre todo, a estar más contentos yendo a clases. Al momento de iniciar un nuevo ciclo escolar, los niños experimentan la sensación de ser más grandes, la alegría de estrenar libros, cuadernos, mochila… de cambiar de salón, de conocer a una nueva maestra y en ocasiones de convivir con nuevos compañeros. Esta sensación de “todo es nuevo” y “soy más grande” les permite estar más dispuestos para enfrentar nuevos retos. Lo más probable es que, una semana después de haber regresado a clases, hayan logrado resolver la ansiedad que tenían al principio y estén mejor adaptados al horario y a la dinámica del salón, de manera que éste es el mejor momento de ayudar a tu hijo a plantearse nuevos objetivos escolares, así que toma en cuenta las siguientes recomendaciones para que tu hijo tenga éxito en la escuela:  Mantén una comunicación constante y saludable con su maestra Evita formarte prejuicios por la percepción que tu hijo tenga

leer más

;