Qué pasa cuando un niño no recibe el amor que necesita

Qué pasa cuando un niño no recibe el amor que necesita

Cuando un niño sufre falta de cuidados, de protección, de atención y de apego por parte de sus padres o cuidadores habituales durante los primeros años de vida, se habla de que existe una carencia afectiva. Esta carencia puede llevar implícitos el abandono, el maltrato u otras situaciones tal vez menos traumáticas pero que también pueden dañar su capacidad para relacionarse afectivamente con los demás. La necesidad de afecto para el desarrollo infantil Durante los primeros meses de vida –años, incluso–, un bebé necesita recibir caricias, abrazos, besos y palabras cariñosas para estimular su crecimiento y la maduración de su cerebro. Sin este apego y calor afectivo, el desarrollo neuronal no se lleva a cabo adecuadamente. Sabemos que no es suficiente con alimentar al bebé para que crezca sano, hay que transmitirle afecto y cariño, hacerle sentir que es amado para que se desarrolle adecuadamente no solo en el plano afectivo, sino físico y mental. El frenético ritmo de vida en el que nos encontramos inmersos actualmente, con horarios laborales poco adecuados para la conciliación familiar, son muchos los niños que viven faltos de afecto, de cariño y de las relaciones afectivas necesarias para su desarrollo. No es necesario que el niño sea objeto de causas extremas como el maltrato, negligencia, abandono, largas hospitalizaciones, separaciones o divorcios traumáticos, para verse en una situación

leer más

;

Déjalo vivir a su ritmo cada etapa de su desarrollo

Déjalo vivir a su ritmo cada etapa de su desarrollo

Hace poco platicaba con la mamá de un paciente sobre un tema que me pareció muy interesante para compartir en esta página: la importancia de que los papás le den a cada hijo el tiempo que necesite para alcanzar cada una de las etapas de su desarrollo. Todo empezó porque su hijo menor, que había cumplido el año un par de meses atrás, apenas estaba empezando a caminar. Eso, evidentemente, la ponía muy contenta, sobre todo porque, según me dijo, ya había empezado a preocuparse por el “retraso”. Me dio gusto verla tan emocionada, pero no por eso dejé pasar la oportunidad de aclararle que no se trataba propiamente de un retraso. Aunque los médicos y los psicólogos digamos que hay una edad determinada para que los niños empiecen a hacer tal o cual cosa, la verdad es que estos parámetros pueden llegar a ser muy relativos. Como todo, siempre es conveniente conocer los rangos estándar para que las cosas ocurran, pero también es fundamental saber mantener la calma cuando esta condición no se cumpla; solo así podremos analizar la situación de manera objetiva, y saber si es necesario tomar medidas o solo se trata de esperar pacientemente a que el niño se desarrolle a su propio ritmo.  La conversación con esta mamá me dio la idea de escribir este

leer más

;

Jugar en familia: beneficios para todos

Jugar en familia: beneficios para todos

Además de un placer, jugar con los hijos es una necesidad. Para los padres, porque este tipo de actividades les permite conocer mejor a sus peques, les ayuda a enseñarles valores y formas de actuación, además de reforzar vínculos con ellos. Para los niños, porque así aprenden muchas cosas y desarrollan aptitudes como la tolerancia, el respeto, la resolución de problemas y la imaginación, entre muchas otras. Y, por si fuera poco, porque un rato de diversión compartida es la mejor arma contra el estrés. Para la pedagoga Inma Marín, miembro del Observatorio del Juego Infantil de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), bastan 10 o 15 minutos diarios de juego familiar para que los niños empiecen a conseguir todos los beneficios que éste proporciona. Sin embargo, un estudio reciente señala que son muy pocos los padres que dedican tiempo suficiente a esta actividad. Para que fomentes más el juego con tus hijos, te compartimos esta lista de beneficios que se obtienen a partir del juego en familia: Jugar con los niños no significa perder el tiempo.El juego familiar crea un escenario de comprensión y comunicación que potencia el aprendizaje espontáneo del niño. Fomenta la autoestima y las relaciones interfamiliares.Con el juego compartido padres e hijos interaccionan de un modo único y ganan en autoestima. Aporta seguridad al

leer más

;

Prepara a tus hijos para la adversidad

Prepara a tus hijos para la adversidad

Conforme nuestros hijos crecen y van descubriendo sus habilidades, nosotros, como papás, nos vamos sorprendiendo de lo que son capaces de hacer por sí mismos. Este sentimiento es de las experiencias más reconfortantes que pueden experimentar los padres, y se presenta con mucha más frecuencia en los primeros años de vida, pues los hijos pasan de ser bebés totalmente dependientes a niños que caminan, comen y dicen sus primeras palabras. Sin embargo, esa felicidad que experimentamos al verlos crecer tiene también un lado que puede no gustarnos tanto, pues aunque nos sentimos orgullosos de cada uno de sus logros, también nos da un poco de miedo no estar a la altura de ciertas circunstancias, como saber reconocer cuando sus alas estén listas para volar, por ejemplo.  Éstas son algunas de las cualidades que te recomendamos inculcar a tu hijo para prepararlo a enfrentar las adversidades de la vida:  Confianza en sí mismo Enséñale a creer en sus capacidades. Impúlsalo a hacer lo que le gusta y a tomar decisiones de acuerdo con lo que quiere. Hazle saber que con esfuerzo es posible alcanzar buenos resultados y, sobre todo, que siempre contará contigo.  Valor y coraje Muchas veces la vida nos pone en situaciones adversas y es necesario hacerles frente con inteligencia y ecuanimidad, pero sobre todo con valor. Por eso es importante

leer más

;