5 claves para la felicidad de un niño, según la ciencia

5 claves para la felicidad de un niño, según la ciencia

Muchas veces me cuestiono si estaré criando bien a mis hijos y si les estaré dando las herramientas adecuadas para que lleguen a ser adultos amables, empáticos, cariñosos, exitosos pero, más que nada, felices.   En la actualidad, nuestros hijos están creciendo rodeados de nuevas tecnologías y avances científicos muy acelerados. Su realidad es distinta a la nuestra, por lo que muchas veces nos sentimos abrumados y confundidos. Por eso siempre es un soplo de aire fresco encontrar información científica que nos dé una palmada en la espalda a los que elegimos la crianza consciente y nos dice “lo estás haciendo bien”.  En este caso, psicólogos de la Universidad de Harvard, quienes basados en el análisis de estudios científicos, han revelado lineamientos para criar niños exitosos y compasivos. En este artículo haré una bajada de estas directrices según mi punto de vista y con acciones concretas que practicamos en mi familia para avanzar en esta hermosa y desafiante tarea: 1) Tiempo de calidad y atención genuina Los niños que pasan tiempo de calidad de manera regular con sus padres aprenden a ser compasivos y amorosos a través de los lazos que forjan con ellos. Por eso es importante que durante este tiempo seamos afectuosos y mostremos un genuino interés por sus actividades y comportamientos, felicitándolos por sus logros y su espíritu

leer más

;

¿Qué es criar con apego y por qué es tan recomendable?

¿Qué es criar con apego y por qué es tan recomendable?

Por Marcela Mariangeli “Para ser un adulto independiente y seguro, debió de haber sido un bebé dependiente, apegado, sostenido; en pocas palabras, amado”. Sue Gerhardt. La llegada de Dante me encontró desde el día uno acompañada, tanto por la familia y amigos como por las redes sociales. No sabía de la existencia de tantos grupos sobre lactancia, crianza, porteo, movimiento libre, alimentación, ¡y tantas cosas más! Una noche, una amiga me sumó a un grupo de lactancia, y no entendía nada. Fue en el momento justo, cuando lo necesitaba. Empecé a leer, a informarme y aprender sobre este nuevo mundo que desconocía, que nadie me había contado. Leí sobre maternidad, dejando a un costado, por un tiempito, las novelas y libros que leía sobre mi profesión –soy psicóloga– para entrar en este mundo nuevo de crianza. Si bien trabajo con niños, en la maternidad se vive la práctica, y aprovechaba mi pasión por la lectura y mi curiosidad natural para informarme más y más. En este recorrido fui conociendo tribus de mamás, grandes aliadas de sostén, apoyo emocional y contención.  ​Dante tiene ya catorce meses y mi vida cambió. Me cuesta imaginar y recordar cómo era antes. Si bien retomé mi actividad laboral, deje de ser esa psicóloga fulltime que estaba todo el día en el consultorio. Tuve que organizarme

leer más

;

Cómo establecer límites a un niño eficazmente

Cómo establecer límites a un niño eficazmente

Xóchitl González Muñoz Nos encontramos en una etapa de transición, en la que poco a poco han ido perdiendo vigencia los modelos utilizados por la generación de nuestros padres y de nuestros abuelos, que se basaban en la imposición y el ejercicio de la autoridad, bajo el entendido de que así, y solo así, se podría educar hijos obedientes. Sin embargo, y por fortuna, cada vez hay mayor conciencia respecto a los inconvenientes de estos métodos agresivos, y más información sobre las verdaderas alternativas que existen para, a través de una crianza respetuosa, hacer de nuestros hijos personas responsables, empáticas y, sobre todo, emocionalmente sanas. Un aspecto clave en este sentido es el establecimiento de límites de manera oportuna, asertiva y congruente. Sin embargo, es usual que cuando hablo con los papás sobre este tema surjan muchas dudas; éstas son algunas de las más frecuentes: ¿Cuáles son los beneficios de los límites en los niños? El establecimiento de límites es fundamental para que los niños se sientan seguros y protegidos. Cuando existen límites claros en casa, los niños saben que son sus papás los que están al mando, y confían en que serán responsables al momento de decidir qué es lo mejor para ellos. En cambio, cuando no hay límites, ¿se imaginan lo que pueden llegar a sentir al darse cuenta

leer más

;

¿Son los hijos los verdaderos culpables?

¿Son los hijos los verdaderos culpables?

Por Sandra Rivera Muchas veces, cuando se presenta algún problema en casa, creemos que el origen del conflicto está específicamente en uno de los integrantes de la familia. Sin embargo, es importante saber que esto suele ser un error, ya que el comportamiento de cada uno obedece a la forma en que se llevan a cabo las relaciones entre los distintos miembros de dicha familia, y es precisamente ahí donde está el origen del problema. Por eso es tan importante identificar los elementos que conforman a la familia, así como los distintos roles que desempeña cada uno de ellos. En un esquema tradicional*, podemos reconocer al papá (que además es esposo), a la mamá (que además es esposa) y a los hijos (que además pueden ser hermanos). Ahora bien, existen familias en las que se mantiene el equilibrio, la comunicación, la congruencia, y todos los integrantes muestran una buena capacidad de adaptación a las demandas de los demás; todos tienen claro cuáles son los distintos papeles que les toca desempeñar. Otras familias, en cambio, no logran el equilibrio deseado. Entre sus miembros no existe una buena comunicación ni hay congruencia entre lo que los papás exigen a sus hijos y lo que ellos mismos hacen. Finalmente, nadie tiene claro cuál es su papel que debe desempeñar como miembro de la

leer más

;

Todo mundo me quiere decir cómo ser mamá

Todo mundo me quiere decir cómo ser mamá

Xóchitl González Directora de Psicología para Niños Hace unas semanas recibí en el consultorio a una mamá desesperada y muy confundida respecto a los pasos que tenía que seguir para llegar a ser la mejor madre posible para sus hijos. Se quejaba, entre otras cosas, de que hubiera tanta gente a su alrededor queriendo interferir en la manera en que llevaba su maternidad: su suegra, su mamá, sus tías, sus amigas, una prima, una vecina… y para colmo, me decía, ¡tantas cosas que lee una en internet!   Curiosamente, no es la primera mamá que me dice algo similar; o ni tan curioso, porque es cierto: existe tanta información sobre cómo criar a un hijo, que si haces caso a todo lo que lees o escuchas, lo más probable es que termines sin saber qué hacer, incluso más confundida que antes de empezar a poner atención en todo lo que dice la gente. Lo que suelo responder a las mamás que me piden ayuda ante esta situación puede resumirse en lo siguiente: Toma las cosas de quien vienen Mucha gente cree que si algo aparece publicado en internet debe darlo por cierto, y esto un gran error. Esto aplica igual con cualquier tema, por supuesto, pero hablando específicamente sobre aspectos relacionados con la crianza, llama la atención la cantidad de

leer más

;