¿De qué sirve a los niños ser tan curiosos?

¿De qué sirve a los niños ser tan curiosos?

Las experiencias que provocan sorpresa en los niños son muy importantes en su desarrollo, pues de la curiosidad y del asombro es que nace el aprendizaje. Los niños suelen observar y percibir su entorno con una curiosidad natural. Eso les da una capacidad especial para asombrarse por lo novedoso, para emocionarse  y sentir interés, por saber y conocer más. Si observamos a los niños con atención, podremos darnos cuenta de que en la forma en que juegan, ríen y actúan siempre están tratando de dar sentido a lo que les rodea; están construyendo su propia concepción de mundo. Éstas son algunas maneras en que ellos acostumbran expresar su curiosidad: Comunicación Siempre quieren contar lo que les pasó en la escuela o durante el día. Expresan su asombro y orgullo ante la más mínima tarea que pueden realizar. Explicación de su entorno Les gustan mucho los relatos sobre cosas cotidianas en los que encuentran una explicación de los hechos. Imágenes descriptivas Muchas veces buscan hacer representaciones visuales para entender o explicar algo. La razón de las cosas Constantemente están buscando el porqué y el “para qué” de las cosas. Es común que desarmen juguetes, por ejemplo, intentado descubrir cómo funcionan. En LEXIA hemos descubierto que los dispositivos electrónicos les generan mucha curiosidad. En una encuesta realizada en el primer trimestre del

leer más

;

Haz del aprendizaje algo positivo

Haz del aprendizaje algo positivo

Cuando un niño logra adueñarse de su aprendizaje, encontrando un vínculo entre sus descubrimientos y su entorno, logra desarrollar de mejor manera diversas habilidades, actitudes y valores. Además, el juego también fomenta la colaboración entre pares, favorece el pensamiento crítico, la resolución de problemas y la creatividad. Por eso es tan importante que, como maestro, tomes en cuenta lo siguiente: Utiliza el juego como herramienta de aprendizaje en el salón de clases Fomenta la exploración y el descubrimiento Sonríe y mantén el buen humor Implementa estrategias creativas que estimulen a tus alumnos Busca siempre momentos para sorprenderlos Aprende a identificar qué es lo que quieren tus alumnos, cómo se sienten y cómo puedes mantenerlos motivados Promueve la integración y las buenas relaciones interpersonales Participa activamente en las actividades de tus alumnos Valora el libre aprendizaje y las experiencias educativas que se dan fuera del salón de clase. Las recomendaciones anteriores forman parte de una interesante propuesta pedagógica elaborada por Papalote Museo del Niño, en colaboración con McGraw Hill Education, en la que invitan a los maestros a utilizar los recursos educativos que propone el Museo para enriquecer la experiencia en el aula, a partir de la vinculación curricular SEP- PAPALOTE que pueden encontrar en sus exhibiciones. El programa está tan bien hecho y es tan amigable, que el maestro solo

leer más

;

¿Cuándo empezar a aprender una segunda lengua?

¿Cuándo empezar a aprender una segunda lengua?

Aunque están recién nacidos, no cabe duda de que los bebés son unos lingüistas excepcionales. Y para muestra basta con observar la manera en que evoluciona el lenguaje en un niño de los 0 a los 36 meses. En solo tres años, el ser humano pasa del llanto como medio de comunicación a la construcción de frases casi perfectas. Es maravilloso ver a los niños en sus primeros años cometer errores como “he abrido la puerta”. Lo que a simple vista puede parecer un simple error ocasionado por el desconocimiento, para mí goza de un gran valor, pues muestra la capacidad de un niño para interiorizar las reglas de su lengua; en este caso, cómo construir el participio de un verbo de la 3ª conjugación. Este ejemplo demuestra que es a esa temprana edad cuando sus cabecitas están más abiertas a la adquisición de cualquier lengua; de hecho, es como si el cerebro del niño fuera una computadora que va almacenando información al recopilar estadísticas sobre cuándo y cómo se utilizan las palabras y de cómo éstas se combinan entre ellas para poder construir frases correctas que permitan la comunicación. Todo este proceso es aplicable a una segunda lengua, y empezando desde temprano el niño va a integrarla de manera natural, aprovechando todos los recursos que utiliza para aprender su

leer más

;

Cuánto dicen los gestos para un bebé

Cuánto dicen los gestos para un bebé

Si alguna vez has estado perdido en una ciudad que no conoces, y has sentido la necesidad de pedir ayuda para saber cómo llegar a donde deseas, lo más probable es que te hayas acercado a alguien que tuviera cara de ser amable y te inspirara confianza. Esto es muy entendible, ya que el ser humano es muy visual y suele sentirse más cómodo cuando está frente a algo que le resulta agradable a la vista. Obviamente cada persona tiene su propia forma de entender y percibir lo que es bello y armónico, sin embargo, existen prototipos comunes a la mayoría de las personas, y esto se debe en gran medida al hecho de que aprendemos a reconocer las caras y expresiones faciales de quienes nos rodean desde que somos bebés. ¿Por qué para los bebés son tan importantes las caras y los gestos? Tal vez tú no te hayas dado cuenta, pero los gestos faciales que utilizas para comunicarte con tus hijos, desde que nacen, llevan un sinfín de información para ellos. De hecho, una de las razones por la que se recomienda a las mamás dar pecho al recién nacido, es que el bebé puede mantener contacto visual con ella mientras se alimenta, lo que permite que se estrechen los lazos entre madre e hijo. Por otro lado, los

leer más

;

Tus hijos aprenden jugando

Tus hijos aprenden jugando

A través del juego, los niños expresan muchas de sus necesidades y resuelven sus conflictos, ya que es su mejor forma de comunicarse y de aprender. Además, al jugar imitan el comportamiento de los adultos, lo que les ayuda a desarrollar el lenguaje y otros tipos de comunicación, así como sus habilidades sociales. Piensa en cómo son los juguetes para bebés: generalmente son muy coloridos, a veces emiten sonidos y, obviamente, todos buscan ser divertidos, para que el niño pueda entretenerse horas con él. Y es que, entre más entretenido resulte el juguete, más será el tiempo que el peque juegue con él, propiciando que se dé un  mayor aprendizaje.  Cuando el aprendizaje se da de manera lúdica se promueve el crecimiento y desarrollo del área cognitiva, es decir, la capacidad del niño para tomar conciencia respecto a su entorno. Entre más desarrolle un niño esta capacidad, mejor podrá comprender y resolver diferentes tipos de problemas.  Por lo anterior, los psicólogos especialistas en aprendizaje utilizan la llamada terapia de juego para que el niño reconozca, experimente, exprese y aprenda, liberando sentimientos y frustraciones, y reduciendo la ansiedad y el estrés. Algunas ventajas de aprender jugando  El juego permite la expresión corporal y de movimiento El primer medio de comunicación que tenemos desde bebés es el contacto físico con mamá y papá. Es a

leer más

;