Abecedario, un libro que amplía el lenguaje y enseña felicidad

Abecedario, un libro que amplía el lenguaje y enseña felicidad

Dalia López Montoya El libro Abecedario. Abrir, bailar, comer y otras palabras importantes, de Ruth Kaufman y Raquel Franco, es mucho más que un listado con las letras que usamos en el español. De manera similar a un diccionario, este maravilloso libro nos presenta cada letra acompañada de una definición muy especial y de divertidas viñetas. El resultado es encantador, no solo para los niños, sino para cualquier persona que se adentre en estas páginas. Ideal para sanar las molestias del alma, Abecedario. Abrir, bailar, comer y otras palabras importantes, es un libro que nos deja con un dulce sabor de boca, invitándonos a ver la vida de una manera más amorosa. Si tienes hijos pequeños, este libro sería una fabulosa herramienta, no solo para ayudarles a ampliar su vocabulario, sino para inculcarles una serie de valores fundamentales para la vida. Sus coloridas imágenes invitan a los pequeños a asociar el sonido con la imagen y su significado. En el caso de los niños más grandes, este libro sirve perfectamente para hacerlos pensar en las cosas verdaderamente importantes de la vida. Si notas que tu hijo está preocupado por algo, una dosis de palabras podría ser el remedio que alivie su malestar. Cada palabra va acompañada de un ejemplo sobre su forma correcta de uso. Por si fuera poco, Abecedario.

leer más

;

Ardilla Miedosa: una gran aliada para que los niños superen sus miedos

Ardilla Miedosa: una gran aliada para que los niños superen sus miedos

Dalia López Montoya Ardilla Miedosa es una colección de siete libros, escritos por Melanie Watt, que tratan de una ardilla a la que le da miedo absolutamente todo: la oscuridad, ir a fiestas, hacer amigos y hasta ir de campamento. Decidida a cambiar y lograr controlar su miedo, se dedica a desarrollar distintos planes para tratar de no tener que seguir enfrentándose con esa emoción. Tan miedosa es, que llega a utilizar el recurso de hacerse la muerta, esperando que, horas después, los problemas se solucionen solos. En cada uno de los libros de esta serie, el lector acompaña a Ardilla Miedosa a que enfrente distintos miedos. En uno de ellos, por ejemplo, se hace amiga de un perro alocado y juguetón. Gracias a él, Ardilla Miedosa entiende que aunque todos somos diferentes, eso no está mal, sino al contrario, y que es bueno tener amigos. Así, en cada libro de la colección, va descubriendo que todo lo que pensaba que era peligroso en realidad no lo es tanto como creía Lee también Los miedos de los niños ¿por qué y cómo actuar frente a ellos? Es interesante ver cómo en cada uno de los libros elabora un plan con los pasos que debe seguir para poder enfrentar aquello que la atemoriza. En pocas palabras, se trata de analizar bien

leer más

;

Matilda: ¿por qué ver la película y leer el libro con tus hijos?

Matilda: ¿por qué ver la película y leer el libro con tus hijos?

Dalia López Montoya En todas partes hay familias disfuncionales. Muchas, pero ninguna es como la de Matilda. Un padre estafador, una madre adicta al juego y un hermano que no sabe hacer nada más que ver la televisión… y en medio de ese caos, Matilda, una pequeña niña, que puede mover objetos con el poder de su mente, le encanta leer y no le gusta ver televisión. Definitivamente, Matilda no encaja en su familia. Sin embargo, a pesar de todas las dificultades con las que se enfrenta, Matilda sigue teniendo un alma bondadosa. No se deja intimidar por nadie, ni por la directora de su primaria Tronchatoro ni por su padre estafador, y con toda la bondad que alberga en su corazón, logra darle una lección a ambos. Te recomendamos leer el libro con tu peque para complementar la película, y luego platicar sobre las adversidades a las que se enfrenta y cómo logra superarlas. Matilda pudo ser una niña adicta a la televisión, con problemas de conducta y mentirosa; en cambio, es una niña con cualidades muy específicas, todas orientadas a ser una buena persona. ¿Y qué hizo que fuera diferente la historia? Al principio, Matilda, en su soledad, se refugia en los libros, y esa es la posible explicación de que su alma no se corrompa y logre

leer más

;

Toy Story 4: ¿por qué tus hijos deben verla?

Toy Story 4: ¿por qué tus hijos deben verla?

Dalia López Montoya Después de 20 años, ha llegado al cine un nuevo capítulo de la saga Toy Story, todo un referente para chicos y grandes. Toy Story 4 es todo eso que imaginamos, y un poco más, pues, más allá de los efectos visuales, los personajes nuevos y los ya conocidos, Pixar siempre nos sorprende con una historia que nos enchina la piel. Sin duda, tus hijos van a pasar un rato divertido, lleno de aventura y al mismo tiempo podrán entender que las cosas, en este caso los juguetes, pueden llegar a tener para ellos un valor que va más allá de lo monetario. En la película, Bonnie hace un muñeco con un tenedor que estaba en la basura. Le pone ojos, manos, pies y su nombre en los zapatos. Lo hace en su primer día en el kínder y le da un valor sentimental porque le hace compañía en ese día tan difícil para ella. Y aunque Forky fue hecho con materiales reciclados, para Bonnie es muy importante. Así, los pequeños pueden entender que los juguetes no tienen que ser caros, sino significativos. Por otro lado, el niño se puede poner en el lugar de Woody e identificarse con él. Durante la película, el vaquero se siente fuera de lugar en casa de Bonnie, ya que ella

leer más

;

Aladdín, y lo que los niños aprenden sobre sus emociones

Aladdín, y lo que los niños aprenden sobre sus emociones

Dalia López Montoya “No seré silenciada” es una afirmación recurrente en la nueva película live action Aladdín, de Disney. Aunque esta gran productora ha tratado de subirse a las tendencias de su época y ha creado varias princesas que se salen del estereotipo, como Mérida y Elsa, no cabe duda de que esta es de las que cuentan con uno de los mejores discursos empoderadores. Definitivamente, Jazmín no pertenece a la época en la que vive. Las leyes indican que para poder gobernar su pueblo debe casarse, algo que no está en sus planes, lo que además provoca que mantenga una relación difícil con su padre, el sultán, que no tiene oídos para escuchar a la joven y suele recomendarle que mejor se quede callada. Sin embargo, para Jazmín, quedarse callada y guardarse su opinión resulta verdaderamente complicado, pues tiene muchas ideas, que además han sido alimentadas por los libros en los que se refugia, donde su voz encuentra eco. Durante toda la película, sobran hombres que intentan silenciarla y le dicen que no vale. A pesar de todo, con una gran canción y poder, ella decide hablar y tomar las cosas que le pertenecen. Al hablar, su voz resuena en todos lados y sucede la magia. Además de no permitir ser silenciada, Jazmín nos da otra gran lección en

leer más

;

La vida de Calabacín, ejemplo de paternidad respetuosa

La vida de Calabacín, ejemplo de paternidad respetuosa

Dalia López Montoya Calabacín es el curioso nombre de un niño que tiene 9 años y una historia que conmueve a grandes y chicos. Tras la repentina muerte de su madre, Calabacín se hace amigo de un simpático policía llamado Raymond, quien lo acompaña a su nuevo hogar de acogida con otros huérfanos de su edad. Al principio, Calabacín tiene serias dificultades para adaptarse al extraño y hostil ambiente que encuentra en su nueva morada. Sin embargo, con la ayuda de Raymond y de sus nuevos amigos, aprenderá, no solo a confiar en los otros, sino a amar. Esta película nos da un magnífico ejemplo de lo que es una paternidad respetuosa con las emociones de los niños. El policía Raymond adopta a Calabacín, siendo en todo momento muy respetuoso y cariñoso con las emociones de su hijo, esto en gran medida porque él mismo tiene sentimientos de soledad muy parecidos a los de Calabacín, por lo que logra ser muy empático. Se trata de una película animada en stop motion, con personajes de plastilina, que hace reflexionar a todos por igual sobre el significado profundo de familia, así como los sentimientos que puede llegar a tener un niño de 9 años y la manera en que los afronta. Los hombres también tienen sentimientos de paternidad, aunque no sean sus

leer más

;