Quiénes son los niños más populares en la escuela

Quiénes son los niños más populares en la escuela

Desde temprana edad, los niños muestran interés por sus iguales y establecen relaciones significativas con ellos. De hecho, en la primera infancia las relaciones entre pares son esenciales para la adaptación psicosocial. Ya sea que se establezcan durante las actividades grupales o por amistades díadicas (entre 2 individuos), este tipo de relaciones juega un papel muy importante en el desarrollo de los niños, ayudándolos a manejar nuevas habilidades sociales y a acceder a las normas sociales y más procesos involucrados en las relaciones interpersonales. Este tema es de particular interés en estos días, ya que un número creciente de niños está expuesto a sus iguales, incluso antes de entrar al colegio, en establecimientos preescolares. A más tardar a los cuatro años, la mayor parte de los niños son capaces de hacer nuevas amistades y saber qué compañeros les agradan o desagradan. Los niños construyen su identidad a partir de los demás. Buscan figuras positivas a quienes imitar y no siempre conciben a los adultos de su entorno inmediato como ejemplos a seguir. En una encuesta realizada en 2017 por LEXIA, se preguntó a niños y niñas de entre seis y doce años, qué hace que un niño o niña sea popular en su escuela. Estas fueron las respuestas: Su comportamiento 57% Las cosas que hace 47% Que sea inteligente /

leer más

;

¿Son los niños de hoy más fuertes que los de antes?

¿Son los niños de hoy más fuertes que los de antes?

Los niños suelen ser –por no decir, de manera más contundente, que son– una pieza fundamental en cada familia. Bien sabido es que para que un niño crezca con seguridad y vaya desarrollando su autonomía, debe ir poco a poco, según su edad y madurez, tomando sus propias decisiones y adquiriendo responsabilidades. Hoy los niños cuentan con una participación particularmente activa en los grupos de iguales a los que pertenecen; quieren encontrar su voz, dejar constancia de sus necesidades e ir ganando independencia. Por otro lado, el ritmo de vida de los padres actuales ha cambiado con respecto a lo que ocurría años atrás. Hoy los papás suelen tener menos tiempo para pensar en la dinámica familiar (qué cenar, cuál computadora comprar, qué ver en la televisión) y delegan esa responsabilidad en los niños, que consumen pasan mucho tiempo frente a distintos medios de comunicación. Los niños, además, cuentan con los recursos para hacer que sus padres les compren los productos que desean. Piden juguetes, marcas y experiencias que puedan compartir con los demás. Los niños de hoy buscan la horizontalidad y la negociación para ganarse lo que desean. ¿Cómo demuestran los niños este empoderamiento? Los niños son consumidores poderosos y autónomos. Su deseo de adquirir un producto se considera una forma de expresión personal y una manifestación de su

leer más

;

El significado de la música en los niños

El significado de la música en los niños

La música no es solo un pasatiempo, sino uno de los principales factores involucrados en la formación cultural, que además ejerce una importante influencia en las conductas y emociones de los niños. Además de ser un instrumento de aprendizaje, la música es un gran recurso para que los niños practiquen su derecho a la recreación y formen una identidad cultural. La música ha sido una compañera de la infancia desde hace mucho tiempo, pero actualmente su presencia en la vida de los niños se ha multiplicado exponencialmente: en la escuela, en la televisión, en los teléfonos móviles… Los niños son grandes consumidores de música. Les gusta cantar y bailar al ritmo de las canciones más pegajosas. Cantan las canciones incluso si no entienden el significado de las letras y tienen su particular forma de relacionarse con la música, siendo capaces de repetir una y otra vez su canción favorita, hasta llegar a la desesperación de los adultos cercanos a ellos. Sus preferencias musicales van de acuerdo con la etapa en la que se encuentren. De 3 a 6 años A esta edad son los padres quienes deciden qué música escuchan los pequeños, y siempre se inclinan por los temas que ellos mismos cantaron en su infancia y van trasladándose de generación en generación. De 7 a 12 años En esta

leer más

;

¿De qué sirve a los niños ser tan curiosos?

¿De qué sirve a los niños ser tan curiosos?

Las experiencias que provocan sorpresa en los niños son muy importantes en su desarrollo, pues de la curiosidad y del asombro es que nace el aprendizaje. Los niños suelen observar y percibir su entorno con una curiosidad natural. Eso les da una capacidad especial para asombrarse por lo novedoso, para emocionarse  y sentir interés, por saber y conocer más. Si observamos a los niños con atención, podremos darnos cuenta de que en la forma en que juegan, ríen y actúan siempre están tratando de dar sentido a lo que les rodea; están construyendo su propia concepción de mundo. Éstas son algunas maneras en que ellos acostumbran expresar su curiosidad: Comunicación Siempre quieren contar lo que les pasó en la escuela o durante el día. Expresan su asombro y orgullo ante la más mínima tarea que pueden realizar. Explicación de su entorno Les gustan mucho los relatos sobre cosas cotidianas en los que encuentran una explicación de los hechos. Imágenes descriptivas Muchas veces buscan hacer representaciones visuales para entender o explicar algo. La razón de las cosas Constantemente están buscando el porqué y el “para qué” de las cosas. Es común que desarmen juguetes, por ejemplo, intentado descubrir cómo funcionan. En LEXIA hemos descubierto que los dispositivos electrónicos les generan mucha curiosidad. En una encuesta realizada en el primer trimestre del

leer más

;

Volver a una nueva normalidad

Volver a una nueva normalidad

Fuente foto: Twitter: @viqo_mr Xóchitl González Muñoz Desde hace unos días, a raíz de los terribles daños causados por el sismo que cimbró a Puebla, Morelos, Oaxaca, Edomex, Guerrero y la Ciudad de México, todos en este país hemos podido atestiguar algo que yo, al menos, nunca había visto: por un lado, están la tristeza, la angustia y el miedo de que la catástrofe se repita; por otro, está esa impresionante capacidad para ayudar a quien lo necesita que ha demostrado el pueblo de México, aun cuando muchos, seguramente la mayoría, ni siquiera imaginábamos de lo que éramos capaces como sociedad. Así, junto a la tristeza, el miedo y la angustia, los mexicanos hemos sentido también una enorme solidaridad con las víctimas del temblor. Y esa solidaridad nos ha unido. Y nos ha dado una fuerza maravillosa para hacer cosas increíbles. Desde ir a las zonas de derrumbes a ver de qué manera podemos ayudar (remover escombros, llevar herramientas, alimentar a los rescatistas) hasta organizarnos con familiares, amigos, vecinos o compañeros de trabajo para reunir víveres, medicamentos, ropa, cobijas, material de construcción… y enviarlo a las comunidades que tanto lo necesitan. También nos hemos dado cuenta de que las redes sociales no solo están ahí para hacernos perder el tiempo y engrandecer nuestra vanidad, sino que pueden ser muy útiles

leer más

;

¿Por qué los niños son egoístas?

¿Por qué los niños son egoístas?

Los niños de entre 3 y 6 años aún no tienen la capacidad de ponerse en los zapatos de los demás, por lo que solo actúan por conveniencia y no aceptan puntos de vista distintos a los suyos. Estas son algunas de las características comunes en niños de esa edad: Creen que todos piensan de la misma manera que ellos Creen que todos perciben las cosas de la misma manera que ellos Creen que todos sienten como ellos Todo girar alrededor de lo que ellos ven, opinan y viven las cosas La habilidad para ponerse en los zapatos de la otra persona no se da por decreto sino en función de la madurez mental que el niño va alcanzando y de las oportunidades que sus papás le vayan dando para representar mentalmente un cambio de posición frente a las cosas. Muchas veces, cuando nos relacionamos con niños, nos sorprende lo que hacen o dicen. Su conducta parece caprichosa o curiosa. Esto se debe a una característica del pensamiento infantil que se denomina egocentrismo. Estas son algunas de sus manifestaciones: Fenomenismo Establece lazos causales entre fenómenos por proximidad (por ejemplo, creer que tener sueño siempre significa que es de noche). Finalismo Cree que cada cosa tiene forzosamente una función y una finalidad. Por ejemplo, que las nubes se desplazan para llevar

leer más

;