Juegos de roles: aprendiendo con la imaginación

Juegos de roles: aprendiendo con la imaginación

Xóchitl González Muñoz Cuando los niños tienen entre tres y seis años de edad, viven una etapa que se caracteriza, entre otras cosas, por el fuerte predominio del pensamiento mágico. ¿Esto qué significa? Que su razonamiento se basa, en buena medida, en lo que dictan sus emociones y su imaginación. Esto ocurre debido a que su cerebro apenas está en proceso de maduración y, aunque muchos rasgos del pensamiento mágico prevalecen en la vida adulta, es durante esta etapa del desarrollo cuando ejercen una mayor influencia en el pensamiento y en la manera de actuar de las personas. Éstas son algunas características del pensamiento mágico, que fácilmente podrías identificar en un niño entre los 3 y 6 años de edad (aunque no solo pueden estar presentes en esta edad, como ya se mencionaba): Las coincidencias suelen ser entendidas como causalidades (“Ganó mi equipo porque me puse mi playera de la suerte”) Se atribuye tal poder a los deseos, que existe la seguridad de que pueden materializarse (“Voy a desear con todas mis fuerzas que a mi papá le vaya bien en el trabajo”) Muchas veces es difícil distinguir entre la realidad y la fantasía (“Me da miedo que haya un monstruo debajo de la cama”) Ya te imaginarás que, como ocurre con cada etapa del desarrollo, ésta tiene sus riesgos,

leer más

;

Orienta a tu hijo para que tenga relaciones sanas y constructivas

Orienta a tu hijo para que tenga relaciones sanas y constructivas

Xóchitl González Muñoz Para la mayoría de los papás, la escuela es el lugar al que sus hijos van a aprender Matemáticas, Biología, idiomas… y sí, claro que son importantes las calificaciones, sin embargo, debes saber que la escuela le aporta a tu peque otras cosas igual  de valiosas, como la posibilidad de empezar a tener su propia vida social. En diciembre de 2015, el psiquiatra Robert Waldinger dio a conocer algunos resultados preliminares de un estudio interesantísimo, auspiciado por la Universidad de Har­vard, cuyo propósito era descubrir qué es lo que más le da felicidad a la gente. ¿Imaginas cuál fue uno de los principales hallazgos? Esta investigación se considera espe­cial porque inició en 1938 y lleva ya más de 75 años de trabajo, durante los cuales se han analizado tres generaciones consecutivas. Y sí, imaginaste bien: hasta ahora, la principal conclusión es que no hay nada más importante para alcanzar la felicidad y tener una vida saludable, que gozar de relaciones humanas sanas y constructivas. ¿Lo sabías? Y, de ser así, ¿qué has hecho para ayudar a tus hijos a que tengan este tipo de relaciones con los demás? La necesidad de ser aceptados Para Abraham Maslow, uno de los principales exponentes de la psi­cología humanista, la necesidad que todos sentimos de pertenecer a un grupo, así como

leer más

;

Tus hijos aprenden jugando

Tus hijos aprenden jugando

A través del juego, los niños expresan muchas de sus necesidades y resuelven sus conflictos, ya que es su mejor forma de comunicarse y de aprender. Además, al jugar imitan el comportamiento de los adultos, lo que les ayuda a desarrollar el lenguaje y otros tipos de comunicación, así como sus habilidades sociales. Piensa en cómo son los juguetes para bebés: generalmente son muy coloridos, a veces emiten sonidos y, obviamente, todos buscan ser divertidos, para que el niño pueda entretenerse horas con él. Y es que, entre más entretenido resulte el juguete, más será el tiempo que el peque juegue con él, propiciando que se dé un  mayor aprendizaje.  Cuando el aprendizaje se da de manera lúdica se promueve el crecimiento y desarrollo del área cognitiva, es decir, la capacidad del niño para tomar conciencia respecto a su entorno. Entre más desarrolle un niño esta capacidad, mejor podrá comprender y resolver diferentes tipos de problemas.  Por lo anterior, los psicólogos especialistas en aprendizaje utilizan la llamada terapia de juego para que el niño reconozca, experimente, exprese y aprenda, liberando sentimientos y frustraciones, y reduciendo la ansiedad y el estrés. Algunas ventajas de aprender jugando  El juego permite la expresión corporal y de movimiento El primer medio de comunicación que tenemos desde bebés es el contacto físico con mamá y papá. Es a

leer más

;

Psicomotricidad: ¿qué es y para qué sirve?

Psicomotricidad: ¿qué es y para qué sirve?

Una sala de psicomotricidad es un espacio creado a la disposición de los niños, en el que pueden rodar, girar, caminar, equilibrarse, construir, destruir, gritar, reír… lo interesante de que los niños puedan hacer todo esto es que se trata de acciones que, no solo les producen placer, sino que van dirigidas al desarrollo de su esquema corporal y a la construcción de su propia identidad. Por si fuera poco, el movimiento y la expresión corporal son también un medio que permite el desarrollo personal en dos aspectos: el intelectual y el afectivo, pues con ellos se ponen en práctica varias funciones cognitivas, como la atención, la memoria y la concentración, así como la expresión de emociones, el desarrollo del autoestima y la posibilidad de vencer nuestros temores. Bernard Aucouturier, psicomotrista francés, propone que la práctica psicomotriz se realice en un ambiente placentero, en el que el infante se sienta bien y experimente el placer de ser uno mismo. “La expresividad Motriz es la manera que cada niño tiene de manifestar el placer de ser él mismo, de construirse de una manera autónoma y de manifestar el placer de descubrir y de conocer el mundo que le rodea”, afirma.  Por otro lado, para desarrollar la inteligencia del niño es importante estimular el desarrollo motor. Jean Piaget, psicólogo infantil, afirma que

leer más

;

Cómo hacer de los videojuegos un pasatiempo provechoso

Cómo hacer de los videojuegos un pasatiempo provechoso

¿Qué pensarías si te dijeran que mejorar la memoria, adquirir habilidades para la planeación de estrategias y adquirir herramientas para superar la dislexia son solo algunas de las destrezas que un niño puede desarrollar jugando videojuegos? Te invitamos a ver este interesante video en el que se explica de manera clara cómo puedes hacer que tus hijos saquen provecho de este pasatiempo, evitando los contras. Aclaración: las faltas ortográficas de los subtítulos no son responsabilidad nuestra. Notas relacionadas Aprender con bienestar ¿Sabes qué es la danzaterapia y para qué sirve? Los beneficios de que tus hijos hagan deporte

El mundo de colores

El mundo de colores

Dibujar, pintar, colorear… actividades sencillas, con las que los niños suelen divertirse, por lo que son habituales tanto en casa como en la escuela. Sin embargo, ¿conoces todos los beneficios que pueden generar estos pasatiempos en el desarrollo de tu hijo? ¿Sabías, por ejemplo, que pintar con los dedos estimula la integración sensorial de nuestros pequeños? Puede parecer increíble pero el simple hecho de sentir ese líquido espeso en sus manos, incluso en sus pies, genera una enorme cantidad de conexiones cerebrales. Por otro lado, la oportunidad de expresarse por medio de garabatos, que a simple vista puede parecer que no tienen ningún sentido, les ayuda a explotar su capacidad creativa. Lee también Los dibujos de tus hijos pueden ser indicativo de su inteligencia.  Otro aspecto a destacar con respecto al uso de crayolas, lápices, pinceles y colores, es que contribuye a mejorar la psicomotricidad fina, pues exige el movimiento de pinza fina manual, que es considerado base de la evolución humana. En los niños pequeños, estas actividades ayudan a adquirir poco a poco el movimiento, mientras que en los más grandes favorece la precisión, lo que en un futuro influirá positivamente en la calidad de su escritura. Pero eso no es todo. Dibujar, aparte de estimular la capacidad creativa, tiene una función relajante –incluso podríamos decir que terapéutica– que

leer más

;