Xóchitl González Muñoz

¿Es en serio que hay un reto que se trata de que los papás le lancen una rebanada de queso en la cara a sus bebés o niños?

Si eso nos resulta divertido -y parece que es el caso de mucha gente, de diferentes partes del mundo, que están subiendo sus propios videos-, ¿qué esperamos que hagan los niños cuando se encuentren con uno de esos retos absurdos, que los asustan y los ponen en riesgo?

Por un lado, nos preocupa el reto de Momo; por otro, nos divertimos con el #cheesechallenge… creo que no nos estamos cuenta de todo lo que implica participar y darle fuerza a este tipo de retos. Algunos podrán pensar que no tiene nada que ver uno con otro pero están equivocados. Es importante saber, o recordarle a quienes ya lo saben, que los niños aprenden en gran medida por aprendizaje social. A través de estas conductas, estamos transmitiéndole a los niños varias cosas:

Estamos validando comportamientos abusivos. Nos reímos de eso y lo volvemos viral. “¿O sea que ese reto se trata de que los papás le lancen queso en la cara a su hijo?”, me preguntó un pacientito de 7 años. “¿Por qué? ¿Por qué se ríen si al bebé no le gusta? ¿Por qué además le hacen video?”.

Por otro lado, estamos dando pie a participar en estos retos absurdos. “Se vale que le lances una rebanada de queso a un bebé, aunque evidentemente lo hagas sentir mal, pero no se vale que bullees a otros niños porque Momo te lo pida”… Yo misma me confundiría y no sabría por qué uno sí es válido y otro no.

La necesidad de sentirnos pertenecientes, vistos y aceptados nos está llevando por caminos muy equivocados. Damon Centola, profesor de comunicación de la Universidad de Pensilvania, y autor del libro How Behavior Sprads (Cómo se propaga el comportamiento), dice que “a medida que más personas participan en un desafío, las ganas de formar parte de él, aumentan. Así, hasta que el reto se extiende por toda la red”.

Los invito a reflexionar sobre las repercusiones que tiene en los niños participar, de una u otra forma, en este tipo de retos. ¡Contagiemos a los niños cosas positivas, no esto!


Sobre la autora
Xóchitl González Muñoz es directora y fundadora de Psicología para Niños desde 2006. Desde 2002 ha diseñado e implementado talleres y conferencias para padres, maestros y profesionales de la salud sobre temas como inteligencia emocional, manejo conductual y pautas de la evaluación diagnóstica, entre otros. Es autora de dos libros digitales: ¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos? y ¿Por qué mi hijo no me hace caso? Además, ha colaborado con artículos sobre psicología infantil en diversas publicaciones. 

Notas relacionadas