Xóchitl González Muñoz

Cuando los papás me preguntan cómo pueden establecer límites, siempre les sugiero empezar por aplicar la regla de las cuatro ces. La llamé así porque resume los componentes básicos para poder establecer límites eficazmente.




Primera: claridad  
Para establecer límites con tus hijos es fundamental que tengas claras las reglas del juego; que definas bien qué se vale y qué no se vale hacer y decir en casa. Si tú, como mamá, no tienes claras las reglas, ¿te imaginas lo confundido que puede llegar a estar tu hijo?

Segunda: comunicación
Ya que tengas claras las reglas, lo que sigue es saber cómo comunicárselas a tu hijo. Procura ser amigable, breve, congruente y clara (nuevamente la importancia de la claridad). Cumplir con todas estas condiciones puede no ser tarea fácil, pero ten por seguro que es posible, además de necesaria.

Tercera: consecuencias cumplibles
Uno de los errores más comunes al querer establecer límites es amenazar con consecuencias que, llegado el momento, les resulta imposible cumplir. Cuando los niños se dan cuenta de esto, terminan por desmotivándose y dejan de esforzarse. 

Cuarta: congruencia
Ten presente que tu hijo te observa todo el tiempo. Evita hacer todo aquello que le has prohibido hacer por tratarse de algo incorrecto. Esto no solo lo confundiría, sino que te haría perder autoridad moral frente a él. Como dicen por ahí: “las palabras convencen pero el ejemplo arrastra”.

Finalmente, te sugiero que compres una libreta muy mona para activar tus cuatro “C”. Primero, responde las siguientes preguntas. Luego, haz una bitácora de lo que vaya ocurriendo día a día. Por último, léela, disciplinadamente, cada semana. Estoy segura de que te vas a sorprender.

  • ¿Qué se vale hacer y decir en mi familia?
  • ¿Cuál será la mejor manera de explicárselo a mi hijo?
  • ¿Qué pasará si no cumple? ¿Realmente voy a cumplírselo?
  • ¿Estoy siendo congruente con las reglas que estoy estableciendo?

 


Sobre la autora
Xóchitl González Muñoz
 es directora de Psicología para Niños, un centro de atención psicológica para niños y adolescentes en la Ciudad de México. Desde 2002 ha diseñado e implementado talleres y conferencias para padres, maestros y profesionales de la salud sobre temas como inteligencia emocional, manejo conductual y pautas de la evaluación diagnóstica. Es autora del libro digital ¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos?

Notas relacionadas