Con grafomotricidad nos referimos al movimiento que debe hacer la mano para cumplir con determinada actividad. De hecho, “grafo” quiere decir “escritura”  y “motriz” quiere decir “movimiento”. Por ende, la grafomotricidad infantil no es ni más ni menos que el movimiento de la mano mientras el niño escribe o dibuja.




La tarea de la grafomotricidad infantil es corregir y estimular las funciones motoras finas de los niños para que tengan un dominio completo de los movimientos y, de este modo, poder coordinar la destreza de las manos y de la vista.Con esta práctica, los niños van desarrollando legibilidad, fluidez, armonía y rapidez en sus movimientos.

Te compartimos este fantástico trabajo, publicado originalmente en el blog Imágenes educativas. Consiste en un completísimo cuaderno para trabajar la motricidad fina, mediante unas láminas que potencian la atención, la coordinación visomotriz y aprestamiento, entre otras cualidades.

La grafomotricidad o desarrollo grafomotriz del niño tiene como objetivo fundamental completar y potenciar el desarrollo psicomotor a través de diferentes actividades. De esta manera, se les prepara para el posterior aprendizaje de la escritura.

En niños con necesidades educativas especiales, estas actividades potencian, además, la atención y la psicomotricidad fina fundamental en su desarrollo. Descárgalo sin costo en el botón que encontrarás a continuación. 

Descarga aquí el cuadernillo para trabajar grafomotricidad, sin costo

Notas relacionadas