Si alguna vez has participado en una cápsula del tiempo, sabrás que se trata de una experiencia divertida y muy emocionante, pues te permite recrear momentos que ocurrieron hace tanto tiempo que todavía eras muy pequeño, o incluso, ¡podrías ni siquiera haber nacido!

La idea principal de hacer una cápsula del tiempo es depositar ahí objetos de cierto valor simbólico, con el fin de mantener viva la memoria colectiva de una comunidad. En el futuro, este ejercicio le permite a dicha comunidad hacer una lectura reflexiva sobre momentos históricos que puede transmitirle a nuevas generaciones.

Pensando en lo anterior, tres ingenieros invitados crearon una cápsula del tiempo digital para que los niños que visiten Papalote Museo del Niño llenen con mensajes sonoros que podrán escuchar futuros visitantes del Museo. Para guardar un mensaje, los niños deben crear una llave única con diferentes herramientas. Esta llave será también el acceso para su mensaje en el futuro. ¡Interesante, ¿no?!

Y así es como esta idea de que los niños de hoy dejen distintos mensajes a los niños del mañana nos pone a pensar en cómo la tecnología, que es creada por los humanos, puede cambiar el futuro del mundo.

Si tienes hijos entre 6 y 12 años, y quieres que sean parte de esta emocionante aventura, ¡llévalos a Papalote antes del 20 de febrero para que dejen su mensaje a los niños del futuro!

Notas relacionadas