Existen varias razones por las que una mamá podría verse impedida para dar pecho a su bebé, pero eso no significa que no pueda crear un fuerte vínculo con su hijo.

  1. Elige una fórmula láctea que contenga nutrientes de calidad para favorecer su desarrollo.
  2. Al darle de comer, sujeta a tu bebé en la misma posición que lo tomarías si le estuvieras dando pecho, de manera que pueda sentirse lo más amado y protegido posible por ti.
  3. Míralo a los ojos y procura que tu piel esté en contacto directo con la suya, sobre todo en las primeras semanas.
  4. No todos los niños sienten hambre a la misma hora o con la misma frecuencia. Aliméntalo cuando dé señales de tener hambre y termina cuando dé señales de estar satisfecho.
  5. En sus primeros días, un bebé puede vincularse solo a unas cuantas personas; lo ideal es que seas solo tú quien le dé la mamila, o la menor cantidad de personas posible.
  6. Aunque no le des pecho ofrécele el pezón para que sienta consuelo. Si no te es posible dale el chupón pero dáselo mientras lo sostienes en brazos, junto a ti.

infacare

 

Notas relacionadas