Los valores se aprenden en casa y es importante que desde pequeños inculquemos a nuestros hijos que el verdadero valor de las cosas no está en su costo material, sino en el esfuerzo que hemos tenido que hacer para conseguirlas, en lo que representan para nosotros o, simplemente, en el cariño que hemos desarrollado hacia ellas. Esto hará que aprecien verdaderamente lo que les rodea, desde la casa donde viven hasta el cuaderno que usan en la escuela.




De paso podrán aprender a cuidar el entorno, a ser organizados con sus pertenencias, a respetar la propiedad ajena y, lo más importante: a no crearse falsas necesidades. Al evitar la espiral de consumismo en la que estamos envueltos, el niño aprende a conservar, cuidar, reparar y reciclar; acciones que lo convertirán en un ciudadano consciente y respetuoso con el medio ambiente y feliz, viviendo sin necesidad de consumir por consumir, que a lo único que conduce es a una sensación de insatisfacción permanente.

¿Cómo podemos hacerles ver el verdadero valor de las cosas a nuestros hijos?
Te damos 5 consejos que seguro te resultarán muy útiles para ello, además de que te divertirás poniéndolos en práctica:

  1. Fabrica una caja de tesoros
    Crea en ellos la costumbre de guardar sus “recuerdos especiales” en una cajita. Ya sea en un paseo, en una excursión o en un viaje, haz que recopilen cosas que signifiquen algo para ellos, o simplemente les gusten: una piedra con una forma especial, un recorte de alguna revista, la entrada a algún sitio que visitaron… Pueden recopilar sus tesoros en una caja que hayan decorado a su gusto pintándola, pegándole recortes de colores, pegatinas, como ellos prefieran y deseen.
  2. Cuando toque regalar… hagan algo manual
    Hacer manualidades para regalar resulta muy enriquecedor. Hay muchas opciones: un muñeco, un bolso, una foto con un marco hecho por nosotros mismos, una caja personalizada para guardar cosas o un cuaderno con una portada diseñada por nosotros única y especial. En Pinterest, por ejemplo, podemos encontrar miles de ideas para regalar sin recurrir a la típica compra en la tienda. También el envoltorio del regalo puede ser reciclado con papel de periódico, por ejemplo. Seguro que se nos ocurren muchas ideas lindas.
  3. Crea un sello personal para las cosas
    Hacer un sello que adorne cada cosa que les pertenece es una forma de que si algo se llega a romper o se pierde, ya no será lo mismo sustituirlo, así que la percepción sobre ese objeto cambia e inevitablemente se tendrá más cuidado y se valorará más.
  4. Que toda recompensa tenga un porqué
    Evitemos regalar por regalar o sólo porque queremos o ellos nos lo piden. Intentemos que cada obsequio tenga un significado positivo más allá de lo material.
  5. Predica con el ejemplo
    Es primordial que tus hijos vean que no derrochas, que no compras sin necesidad real, que comparas precios y que cuidas tus pertenencias. Se acostumbrarán a actuar así sin darse cuenta. Aprovechemos para reducir residuos y crearles conciencia ecológica.

Fuente: blog.bosquedefantasias.com

Notas relacionadas