Durante sus primeros diez años de edad, los niños recaban una cantidad de información incalculable a través de las preguntas que hacen, generalmente dirigidas a los papás. Lo más interesante de todo esto es que parecen tener una especie de radar con el que encuentran siempre el momento más incómodo e inoportuno para hacerlas, por lo que mi consejo es estar preparados para lo que venga. He aquí algunas de las preguntas que tarde o temprano deberemos enfrentar como padres:

  1. ¿Por dónde salí cuando nací?
  2. ¿Cómo se hacen los bebés?
  3. ¿Qué es sexo?
  4. Mamá, ¿tuviste más novios que papá?
  5. ¿Cómo hace Santa para entregar todos los regalos por el mundo en una misma noche?
  6. ¿Por qué esa señora no tiene dientes?
  7. ¿Qué es la muerte? ¿Tú también te vas a morir?
  8. ¿Es verdad que Santa no existe?
  9. ¿Qué es gay?
  10. ¿Por qué tengo que comer esta comida?
  11. ¿En tu época era todo blanco y negro? ¿Las personas también?
  12. ¿Por qué tengo que compartir?
  13. ¿Qué es el alma? ¿La viste?
  14. ¿Por qué tengo que ir a la escuela?
  15. ¿Dónde está Dios?
  16. ¿Cómo se hace la lluvia?
  17. ¿Por qué hay gente mala?

Uno, como padre, termina perdiendo la cuenta de todas las preguntas que los niños nos hacen. Lo importante es siempre responderles con naturalidad y sin mentir. Ser sinceros con ellos es fundamental, pero adaptemos la respuesta a la edad del niño, con pocas y claras palabras para que pueda comprender fácilmente.

Fuente: www.disneybabble.com

Notas relacionadas