Por Melva Sagri, Mamá Digital

No hace mucho tiempo, la pregunta con la que más y más mamás de niños preadolescentes teníamos que enfrentarnos era: “¿Puedo tener un teléfono celular?” Ahora, la pregunta a la que nos estamos enfrentando las mamás es: “¿Puedo tener un perfil de Facebook?”.

La causa de estas nuevas demandas es la influencia social y escolar. Algunas mamás resisten la presión lo más que pueden; otras se dejan vencer muy fácilmente y muchas veces ni se enteran cuando sus hijos crean un perfil de Facebook por primera vez.

En la realidad de nuestros hijos, ocurre que si un compañero de clase tiene un perfil de Facebook, entonces… ¡ellos deben tener uno!

Ahora bien, si en casa los padres o hermanos mayores pasan horas en Facebook, es lógico que nuestros hijos menores también quieran pertenecer a esta red social. “¿Cómo es que yo no puedo tener un perfil en Facebook?” “¿Por qué es inapropiado para mí, si mis hermanos y papás pasan tanto tiempo en eso?” Recuerda: las palabras empujan pero el ejemplo arrastra.

La pregunta es: ¿Qué hago si mi hijo menor de 13 años insiste en que le dé permiso de usar Facebook? Para algunas mamás, las propias reglas de Facebook determinan la autorización para que sus hijos tengan o no un perfil. Todo depende de cómo se maneje la educación en cada hogar.

info Facebook

Los términos y condiciones del Servicio de Facebook claramente prohíben su uso a cualquiera menor de los 13 años de edad, así que un usuario de Facebook menor de 13 años tiene que mentir acerca de ella, y lo peor es que sus padres muchas veces mienten por ellos

Por sorprendente que parezca muchos papás de manera consciente permiten a sus hijos mentir y en muchos casos les ayudan a hacerlo para lograr que tengan acceso a sitios con restricciones de edad.

Aun cuando la sugerencia de Facebook es que no sea usado por personas menores de 13 años, un alto porcentaje de los mil millones de usuarios de esta red social en el mundo son niños que no llegan a esa edad, y además son muy vulnerables, ya que están en desventaja con el promedio de usuarios de esa red social.

Algunos investigadores consideran que consentir que los niños quebranten las reglas de uso de Internet trasmite un mensaje equivocado exponiéndoles a contenidos, imágenes y hasta videos inapropiados, además de estar en contacto con extraños y cada vez mayor probabilidad de intimidación a través del uso de Internet. Los riesgos para los menores de edad en las redes sociales no son teóricos.

¿Dónde estamos las mamás?
No es que Facebook sea malo o te engañe, sino que es necesario hacer un llamado para conocer los beneficios del uso de las redes sociales, riesgos, peligros y, sobre todo, cómo evitarlos y prevenirlos.

Si dejamos a los niños crear un perfil, bajo ninguna circunstancia podemos dejarlos solos. Hay que hacernos responsables de nuestro rol de papás en todo sentido, aun en el uso de redes sociales, y medir el nivel de repercusión que pueden tener las palabras, imágenes y muchas cosas más que suceden en este mundo social virtual.

Para más información sobre este tema, sigue a Padres de familia en la era digital.

Si seguimos las reglas sobre su uso y conocemos las herramientas de configuración, correremos menos riegos y gozamos de mayores beneficios. Las opciones de privacidad son bastante completas, sobre todo en el rubro de las restricciones. Facebook es una herramienta contemporánea que puede dar un gran servicio u ocasionar grandes males, dependiendo del uso que le demos.

Fuente: www.bbmundo.com

Notas relacionadas