Cuando queremos aprender algo, lo que sea, es necesario que le dediquemos tiempo y empeño. Siempre hemos sabido que los buenos resultados se logran a través de la constancia y trabajo continuo. Sin embargo, también es importante reconocer que en ciertas ocasiones, menos es más.

Un estudio realizado en las universidades de Georgia State y Montana State reveló que disminuir de cinco a cuatro los días en que los niños de primaria asisten a la escuela tendría un impacto positivo en su rendimiento académico, especialmente en habilidades matemáticas.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores formaron dos grupos: en el primero, los niños solo asistieron a la escuela cuatro días a la semana, aunque en total cumplían con las mismas horas de clase que los niños del segundo grupo, quienes asistieron a clase de lunes a viernes. Estadísticamente, los investigadores reportaron que los niños del grupo 1 tuvieron puntajes significativamente mejores en el área de matemáticas, sin afectar sus puntajes de lectura.

Pero… ¿por qué asistir un día menos a la escuela podría ser más benéfico? Una posible explicación es que el hecho de acortar los días ayuda a que los niños tengan jornadas más largas (para cumplir con el total de horas), permitiendo que los profesores tengan el tiempo suficiente para explicar el tema de manera didáctica y divertida. Por otro lado, el hecho de ir un día menos a la escuela, favorece en la actitud del niño, pues le genera menos estrés y le permite descansar, jugar y realizar otras actividades recreativas, las cuales, a la edad escolar, resultan ser muy benéficas e interesantes.

Otro punto que resulta interesante es: si se redujera el número de horas escolares, ¿qué haríamos los papás con nuestros niños de viernes a domingo? Sin duda, entre las mejores opciones, estarían actividades artísticas, deportivas y de ayuda a la comunidad. O… ¿ustedes qué opinan?

 

Sobre la autora
Merab Govea

Psicóloga egresada de la UNAM. Desde hace ocho años trabaja con niños que tienen TDAH, hiperactividad y Síndrome de Asperger. Actualmente forma parte de un proyecto que permitirá detectar qué técnicas de enseñanza mejoran el desempeño escolar de niños y jóvenes. Actualmente, forma parte del equipo editorial de Psicología para Niños, además de dar clases particulares de Matemáticas.

Notas relacionadas