Por Patricia de la Fuente

A lo largo de la historia se había creído que los padres deben ejercer autoridad sobre los hijos para obtener resultados traducidos en obediencia y buen comportamiento. Sin embargo, la Disciplina Positiva es un método educativo que propone tratar a los niños con respeto y amor.

Actitudes que parecieran simples en el trato con los niños pueden traerles grandes beneficios relacionados con sus habilidades sociales, y también tienen que ver con valores. Referirse a ellos con respeto y amor se vera reflejado en aspectos como:

  • Autoestima sana
  • Seguridad
  • Respeto a los demás
Descarga el libro ¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos?, una herramienta que te será de gran ayuda en la crianza.

Estos son algunos aspectos clave de esta herramienta, también conocida como “crianza respetuosa”, y que todos los papás pueden llevar a cabo:

  1. El eje rector de la disciplina positiva son los valores. Educar a un pequeño consciente del respeto a los demás lo facultará para comprender que sus padres buscan su bienestar y para entender que al educarlo buscan lo mejor para él.
  2. En la Disciplina Positiva se ofrecen al niño opciones para decidir sobre las diferentes circunstancias a las que se enfrenta. De esta forma, él será consciente de que es responsable de sus actos y decisiones. Además, este tipo de acciones contribuye a que sean seguros de sí mismos.
  3. Al ofrecer distintas opciones a los pequeños, es necesario hacerles saber las consecuencias positivas y negativas sobre cualquier decisión que tomen. Los autores de esta teoría aseguran que un niño con mal comportamiento es un niño desmotivado.
  4. Como padres debemos mantener un equilibrio entre la firmeza y el respeto. En este punto es importante que no confundas “respeto” con el miedo que pueden sentir los niños hacia sus padres. Cuando los niños se sienten inferiores traducen su sentir en rebeldía.
  5. Escúchalo. Al darle la oportunidad de expresar cómo se siente, le proyectarás confianza en ti, pero también en sí mismo. Se sentirá valorado y querido. En la medida que se sienta seguro será más hábil para tomar decisiones.
  6. Seamos claros y honestos. La Disciplina Positiva propone optar por soluciones en lugar de castigos. La comunicación verbal es importante para que el pequeño entienda que si tuvo un mal comportamiento eso le afecta directamente.

Sobre la autora
Especialista en Desarrollo Infantil con más de 40 años de experiencia, directora general y fundadora de SEDI, Servicios Educativos para el Desarrollo Infantil.

Notas relacionadas