De acuerdo con la Asociación Americana de Danzaterapia, es un tipo de psicoterapia en la que se utilizan la danza y el movimiento como parte de un proceso para promover la integración emocional, física, social y cognitiva de las personas.

Cualquier persona, incluyendo a los niños, puede realizar danzaterapia, ya que el objetivo que persigue no es crear una obra artística o desarrollar una técnica dancística en particular, sino utilizar el movimiento como un medio para crear un diálogo entre el paciente y el terapeuta, o entre los mismos pacientes, y expresar lo que no ha sido posible decir con palabras. En otras palabras, la danzaterapia es una alternativa creativa para la expresión física y emocional.

Descarga el libro ¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos?, una herramienta de gran ayuda en la crianza.

A través de la danza y el movimiento, el mundo interior de las personas se  hace tangible, lo que nos permite darnos cuenta de cómo es nuestra relación con los demás, además de dar significado a los gestos y posturas de nuestros movimientos.

Entre los principales beneficios de la danzaterapia están:

  • Genera mayor conciencia corporal
  • Desarrolla la creatividad e imaginación
  • Ayuda al manejo de emociones
  • Favorece y fomenta la socialización e integración
  • Fomenta la relajación
  • Mejora la respiración
  • Crea confianza y seguridad en uno mismo
  • Mejora la coordinación, equilibrio y control de impulsos
  • Estimula la integración sensorial
  • Incremento de aptitudes físicas y motoras
  • Reducción de ansiedad
  • Mejora los niveles de atención
  • Mejora el bienestar en general a través de la generación de endorfinas

Para Ellen Jacob, autora del libro Danzando, a los niños, la danzaterapia les ayuda a sensibilizar el cuerpo, les transmite arte, desarrolla su afectividad y les permite crear movimientos propios y personales, ampliando los patrones de movimiento ya existentes. Además, en ellos este tipo de terapia resulta más efectiva, ya que suelen ser más instintivos y espontáneos, lo cual se refleja en sus movimientos.

Estudios científicos han demostrado que, tanto la musicoterapia como la danzaterapia son muy útiles para crear mecanismos de expresión, concientización y socialización, lo que ayuda, entre otras cosas, a disminuir la agresividad infantil.

¿Te gustaría que tu hijo recibiera este tipo de terapia en Psicología para Niños? Llama al 5554 6764 para solicitar informes. 

Con información de: www.danzaterapiamexico.com

Notas relacionadas