¿Te gustó? Compártelo

Una de nuestras principales preocupaciones como papás es la alimentación de nuestros hijos, pues casi en todos los hogares suelen librarse batallas para que los niños acepten comerse las verduras… por poner un ejemplo. Sin embargo, el Dr. Gillian Harris, psicólogo infantil del Hospital de Birmingham, parece haber encontrado la solución a este problemita: deja solo a tu hijo por un momento.

Harris llegó a esta conclusión luego de realizar un estudio piloto en colaboración con un restaurante de sushi, en donde juntaron a varios niños descritos por sus propias mamás como remilgosos para la comida. Los padres hicieron una lista con las pocas cosas que les gustaba comer, pues la mayoría tenían gustos muy limitados.




Poco después, el restaurante puso a disposición del grupo 20 platillos diferentes, incluyendo comida exótica y poco común para ellos, como salmón, y dejó a los niños solos en la mesa, no sin antes decirles que el que probará la mayor cantidad de platillos se llevaría un premio al final. Lo más importante a destacar es que sus padres no tenían permitido estar junto a ellos.

Lee también Incúlcales buenos hábitos alimenticios

Una vez transcurridos los minutos, los padres quedaron sorprendidos al ver que sus hijos habían probado la mayoría de los platillos. Aunque algunos niños dijeron que ciertos platillos no tenían buen sabor, lo cierto es que probaron la mayoría.

Así pues, de acuerdo con este experimento, la sugerencia para los papás sería que no presionen a sus hijos al comer y los dejen experimentar por sí solos. Por otro lado, también es recomendable que desde muy temprana edad (6 meses o menos) se exponga a los niños a diferentes sabores y texturas en los alimentos para fomentar que tengan una mayor apertura en lo que respecta a su alimentación futura. O… ¿tú qué opinas?

Con informacion de: www.telegraph.co.uk

 

¿Te gustó? Compártelo