Jugar es una actividad clave en el desarrollo de cualquier niño, pues no solo encuentra diversión en ella, sino una oportunidad de expresar sus emociones, de aprender a hacer estratégicas y respetar reglas, y de iniciar y fortalecer relaciones, entre muchas otras cosas. Por eso es que debemos reconocer la importancia de jugar para aprender.

A los niños les gusta jugar porque es divertido, por supuesto, pero al participar en el juego los niños desarrollan un sinfín de aptitudes para la vida, aunque lo hagan sin darse cuenta. Ten presente que cuando tu niño juega, prácticamente a cualquier cosa, está desarrollando habilidades del lenguaje, sociales, coordinación física, madurez emocional y la capacidad de explorar. Por otro lado, para ti como papá es una gran oportunidad de observar su conducta mientras eres parte de sus actividades, lo que significa que puedes obtener información muy valiosa sobre los sentimientos, percepciones y forma de pensar de tu hijo. Estas son algunas de las habilidades que tu hijo desarrolla al jugar:

Descarga el libro ¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos?, una herramienta de gran ayuda para la crianza.

De lenguaje
Mientras juegan, los niños de 0 a 3 años empiezan a balbucear y gesticular. Después, poco a poco, comienzan a usar palabras para comunicarse. Los niños entre 3 y 5 años de edad aprovechan el juego para utilizar las palabras que conocen y para aprender nuevas.

Para socializar
Jugando, los niños también incrementan su capacidad para la interacción, aprendiendo poco a poco a compartir, respetar reglas y turnos, colaborar con otros, manejar la frustración cuando pierden, al igual que el respeto cuando ganan.

Coordinación física
Cuando el niño practica un juego que requiere alguna actividad física, ejercita su coordinación. Esto se da cuando se ve en la necesidad de correr, saltar, balancearse, patear, etcétera.

Madurez emocional
El juego le da al niño la autoestima y confianza en sí mismo para desarrollar relaciones, entender conceptos y comprender el mundo que lo rodea, incluyendo su manera de enfrentar el triunfo y la derrota.

Habilidades exploratorias
Mientras juegan, los niños van desarrollando su capacidad de explorar a través de sus sentidos y de su razonamiento: investigan, analizan, examinan, deducen, organizan, etcétera.

Con información de: www.abilitypath.org

Notas relacionadas