Las mamás son tan especiales que la ciencia ha tenido interés en estudiar la relación que tienen con sus hijos. Estos son cinco interesantes hallazgos obtenidos a partir de un estudio realizado con 80 recién nacidos en Tacoma, Washington, y en Estocolmo, Suecia, que nos ayudan a entender un poco más sobre el poder de mamá.




  1. Los bebés empiezan a escuchar la voz de mamá desde el útero
    Los bebés se habitúan al discurso de sus madres desde la gestación, algo que es entendible partiendo de que la audición se desarrolla alrededor de las 30 semanas de gestación.
  1. La saliva de mamá podría ser buena para la salud del bebé
    Los investigadores encontraron que los padres que se meten a la boca el chupón de sus hijos luego de que éste cae al piso, tienen  hijos con tasas más bajas de alergia, asma y otras enfermedades autoinmunes.
  1. La leche materna confiere todo tipo de beneficios al sistema inmune
    La madre provee de muchos beneficios nutricionales que no pueden ser igualados con la fórmula, como la estimulación del sistema inmune, que hace que los bebés sean más resistentes a las infecciones del sistema respiratorio y tractodigestivo.
  1. La salud de los bebés prematuros mejora cuando reciben contacto piel a piel con mamá
    Cuando la mamá sostiene a su hijo contra su pecho por al menos unas horas al día, puede hacer que el niño gane peso, sea más resistente a infecciones y a la hipotermia y experimente menos dolor.
  1. El cerebro de una madre podría contener células de sus hijos
    Durante el embarazo, la placenta vincula a la madre con el feto, permitiendo que los nutrientes pasen de la mamá al feto y que los desechos se muevan en la dirección contraria. El órgano se construye de células provenientes de ambos y las células pueden migrar a través de ella. Por esta razón se cree que en un 50% de las madres tienen las células de sus hijos dentro.

Fuente: www.psyciencia.com

Notas relacionadas