Una de las formas en que los niños aprenden es a través de la socialización, con la cual desarrollan habilidades de autorregulación, escucha, cooperación y comunicación. Son muchos los estudios que se enfocan en las relaciones sociales como parte importante para el desarrollo de los niños, ya que tienen una gran influencia en la curiosidad, creatividad y empatía, además de que representa habilidades que benefician el rendimiento en todas las áreas de vida.

Por tal motivo, es importante tener en cuenta las siguientes estrategias para fomentar la socialización en nuestros peques:

  1. Enseña las habilidades sociales a edades tempranas
    No creamos que porque son niños pequeños no pueden desarrollar habilidades sociales. Usemos un lenguaje sencillo y claro para hablarles sobre lo que significa llevarse bien con las demás personas, incluyendo a sus hermanos, sus papás, sus primos, sus abuelos, sus maestros, etcétera.
  2. Crea normas sociales en conjunto
    Esto beneficia a las habilidades de cooperación y las reglas pueden estar establecidas en conjunto, pues ayuda a que adquieran mayor responsabilidad sobre las mismas.
  3. Fomenta el trabajo en equipo
    Se ha visto que los niños que trabajan en equipo aprenden más rápido y con mayor eficacia, ya que las ayudas a que desarrollen habilidades de planeación y de trabajo dirigido a metas.

Fuente: Edutopia

Notas relacionadas