1. Que vengan a mi habitación por la noche, me arropen y me canten una canción. También que me cuenten historias de cuando era más pequeño
  2. Que me den besos y abrazos, se sienten y hablen conmigo en privado
  3. Que pasen tiempo solo conmigo, sin que estén mis hermanos
  4. Que me den alimentos nutritivos para que pueda crecer sano
  5. Que hablemos durante la comida de lo que podríamos hacer juntos el fin de semana
  6. Que por la noche hablen conmigo sobre cualquier cosa: amor, escuela, familia, etcétera
  7. Que me dejen jugar mucho afuera
  8. Meternos bajo una cobija y ver juntos nuestro programa de televisión favorito
  9. Que me exijan disciplina, me hace sentir importante para él/ella
  10. Que me dejen mensajes especiales en mi escritorio o dentro de mi lonchera

¿Qué te pareció la lista? ¿Coincide con la tuya? Sea como sea, a nosotros nos encantó lo que podríamos considerar la moraleja de este cuento: lo que más hace feliz a un niño son los pequeños detalles. ¡Tómalo en cuenta! 

Notas relacionadas