De un tiempo a la fecha hemos leído y escuchado mucho sobre el ya famoso bullying, es decir, el acoso entre niños y adolescentes, que generalmente deriva en agresiones físicas o psicológicas.




De acuerdo con un estudio llevado a cabo por la Secretaría de Educación del DF, un 77% de los estudiantes de primaria y secundaria de esta ciudad señaló ser víctima, agresor o testigo de acciones violentas entre sus compañeros.De acuerdo con Dan Olveus, considerado uno de los primeros psicólogos en investigar sobre este tipo de conductas entre estudiantes, para hablar de bullying hay que tener en cuenta al menos estos tres criterios:

  • Implica una conducta negativa en la que puede advertirse maldad
  • Se da de manera constante
  • Tiene lugar en una relación desequilibrada en términos de fuerza.

Por otro lado, reconoce dos formas distintas de acoso:

Directo
Se refiere a agresiones físicas y es la que se presenta con mayor frecuencia.

Indirecto
Su principal característica es que provoca el aislamiento social de la víctima, a partir de distintos tipos de agresiones, como burlas en público, chismes, amenazas o chantajes.

Por lo general, estas conductas ocurren cuando no hay adultos presentes, algo que hace más difícil su detección. Sin embargo, el apoyo de los profesores y padres de familia resulta muy importante para dar con una solución a este tipo de problemas cuanto antes.

Éstas son algunas medidas que puedes tomar para contrarrestar el bullying:

  1. Nunca le indiques a tus hijos que resuelvan las cosas por sí mismos, y menos haciendo uso de la violencia. Esto, lejos de llevar a una solución, terminaría provocando mayor estrés en ellos
  2. Fomenta en tus hijos valores como solidaridad, compañerismo y responsabilidad
  3. Evita a toda costa la violencia física y psicológica en casa, incluyendo gritos, burlas, insultos, golpes y cualquier otra muestra de desprecio. No olvides que los niños suelen repetir las conductas que ven en casa
  4. Ayúdale a tus hijos a manejar correctamente sus emociones
  5. Siempre establece límites en su comportamiento
  6. Haz lo posible por conocer a sus amigos y relacionarte con ellos
  7. Hazles ver que no tiene nada de malo reconocer nuestros errores y pedir disculpas cuando se requiera, sino al contrario.
  8. Si alguno de tus hijos se ve implicado en un caso de bullying, es muy importante que hables con los profesores y directivos para resolver la situación en conjunto y a la mayor brevedad posible
  9. Siempre mantén una buena comunicación con los profesores de tus hijos y escucha todo lo que te digan sobre ellos, sea positivo o negativo.
  10. Lo más importante: siempre demuéstrales a tus hijos que los amas pero también déjales claro que nunca permitirías que se comportaran de manera agresiva con algún compañero.

Con información de: www.salud180.com

Notas relacionadas