Un día, a Tocino se le ocurrió llevar a la escuela la oreja de su papá guardada en un frasco de formol. En otra ocasión, llevó una foto en la que se veía su abuela mientras se ahogaba con una semilla de durazno, apenas unos segundos antes de morir. Es por este tipo de cosas que su maestra  ya le tiene miedo, aunque él en realidad no es un mal niño, solo un tanto inquieto.

Lo mejor de esta historia empieza cuando Tocino se va a pasar unos días con su familia a la cabaña del tío Arnulfo, donde inesperadamente aparece el abuelo, que ha venido desde el más allá para acompañarlos en esa aventura que nunca olvidarán.

 

Autor: Christel Guczka

Ilustraciones: Betania Zacarias

Adquiere tu ejemplar aquí: http://bit.ly/1vSl34z

 

Para niños de 8 años en adelante.

Notas relacionadas