Muchas veces, los padres se olvidan de lo importante que es brindar una educación financiera a sus hijos, algo que puede ser un grave error. Por eso toma en cuenta las siguientes consejos y enséñales a tus hijos a usar el dinero.

Haz que se familiaricen con él
Deja que conozcan y manipulen los distintos billetes y monedas y enséñales el concepto “efectivo”. También puedes hacer sumas y restas sencillas con ellos, y explicarles cómo se usa el dinero para obtener comida, ropa, juguetes, etcétera.

Llévalos al banco
Sobre todo en el caso de los niños más grandes, puede ser muy útil para que vayan entendiendo lo que se puede hacer en un banco: tener una cuenta de ahorros, por ejemplo, o sacar una tarjeta de crédito y saber cómo funciona.  

Fomenta su autonomía
Ayúdalos a desarrollar su capacidad administrativa dándoles dinero cada semana o cada quince días, forzándolos a planear bien sus gastos. También puedes hacer con ellos un fondo de ahorro en el que participen toda la familia y darse un pequeño lujo una vez que junten lo suficiente.

Llévalos de compras
Hazlos partícipes de situaciones reales mostrándoles la cantidad de dinero con la que cuentan y enséñale el costo de cada cosa (alimentos, bebidas, ropa etcétera) para que calculen qué les alcanza y aprendan a establecer prioridades.

Lo más importante de enseñarle a usar el dinero a un niño es sentar las bases para que puedan llevar una vida financiera sana de adultos.

 

Fuente: www.massmutual.com

Notas relacionadas