Aunque un niño juega meramente por diversión, varios estudios han demostrado que ciertos tipos de juegos pueden ayudar al desarrollo de habilidades cognitivas. Los niños que suelen jugar con rompecabezas, bloques y juegos de mesa, por ejemplo, tienden a ser más hábiles en cuanto a razonamiento espacial, de acuerdo con una investigación cuyos resultados fueron publicados en el diario Psychological Science. Para Jamie Jirout, líder de esta investigación, la importancia de este hallazgo está en que este tipo de juegos pueden ser muy útiles para impulsar el desarrollo de la inteligencia espacial en las niñas y niños que proceden de hogares con bajos ingresos, quienes suelen tener un desempeño más bajo en esta área.

Saber manipular objetos en un espacio determinado y razonar sobre ello es algo muy importante en la vida diaria, pues nos ayuda a caminar por una calle transitada, a estacionar el auto o a acomodar los trastes en el escurridor. Pero no solo eso: estas habilidades son fundamentales para alcanzar el éxito en ámbitos académicos y laborales, como es el caso de las matemáticas, la ingeniería o la arquitectura, por mencionar solo algunos.

Notas relacionadas